Editorial/ ¿Por qué el suceso?

0
425

Carmen Carrillo.-Primero que todo quiero iniciar pidiéndole disculpas a los lectores de nuestra página web.

Lo hago porque sé que muchos están incómodos con las abundantes noticias de sucesos que se publican en el sitio.

Me explico: Lo hago no porque a nosotros nos guste sino porque es casi la noticia menos problemática.

No se hacen juicios de valor. Se trata simplemente de hechos donde están involucrados siempre o casi siempre, jóvenes, sobre todo del género masculino  y con mucha violencia. Es todo.

No somos fanáticos de las noticias de política. Y no es que la política sea mala es que en Venezuela la  política la juegan moliendo a la gente.

Lo hacían en la llamada cuarta república donde los líderes ascendían sobre los cadáveres de sus contrarios.

Si no ¿Cómo se justifica que se acabó AD y se acabó Copei y los que los construyeron y los acabaron casi fueron los mismos?

Luego los partidos emergentes son divisiones de estos dos: PJ, VP, UNT, ABP pero con una gran diferencia: No hay formación ideológica simplemente se asciende sobre los cadáveres de los enemigos.

En la quinta república sólo ha habido un partido: El MBR 200 que luego mutó a MVR, después a UBCH, posteriormente al Psuv y por último a Somos Venezuela.

En esa misma organización política tampoco hay ideología, a pesar de lo que viven hablando de socialismo y todo eso.

Allí hay un aparato que mantiene una estructura a la que se llega por elecciones de segundo y de cuarto grado y donde el partido está por encima del ser humano.

Muy parecido a los de la oposición, donde el partido está por encima del individuo. En uno y en otros no existe la democracia interna, invocar ese principio es casi una blasfemia.

De allí pues que no escribimos sobre política más allá de las notas de prensa que mandan los dirigentes políticos.

No queremos hacer más enemigos de los que ya tenemos, abundantes, en ambos sectores por cierto.

No publicamos muchas notas de deportes porque no se puede competir con la televisión, el cable, la parabólica, el internet o el partido en vivo.

La gente disfruta mucho más su partido desde la sala o el cuarto de su casa con sus amigos y gritando gooooool o jonrón,  cuando hace falta, que leyéndolo en el periódico, sea web o sea papel. Ojalá las redacciones de deportes de los diarios entendieran eso. Le darían más preponderancia al periodismo interpretativo deportivo.

Nos hemos dedicado a publicar notas sobre economía y sobre sucesos porque el primer tema interesa para nadar y sobrevivir en ese maremágnum que tenemos en el país y el segundo para entender que la sensación de inseguridad pasó a ser una certeza. De allí que todos debemos andar pilas.

Sobre los otros temas, internacional, gastronomía, salud, o sociedad, es difícil en Venezuela hablar sobre estos  porque no hay con qué comprar comida, o ir al médico o ir a la peluquería o remodelar la casa, o tener y mantener un vehículo por lo tanto nos parece cruel hacerlo.

Pero seguimos pendientes de lo que ocurre. Nos duele como a ustedes amigos lectores, seguidores, adversarios, tuiteros, conocidos, el país, lo que ocurre pero creo que ustedes no necesitan que les estemos recordando todos los días que estamos mal y parece que vamos para peor.

De allí pues la disculpa y la paciencia. Siempre me cuestiono sobre el tema de los sucesos pero luego recuerdo que en la televisión los seriados más populares son precisamente los policiacos, por lo tanto ese es el tema: El suceso.

Les agradezco en nombre de los que trabajamos en Los Tubazos y en el mío propio sus comentarios por nuestras páginas de Facebook, las dos que tenemos  El Fortín de Guayana y Los Tubazos y el Twitter.

En estos días, alguien que nos aprecia y nos sigue, preguntaba porque no teníamos Instagram y le respondí que esa era una red social de cosas bonitas,  y el suceso no lo era, por eso no nos habíamos molestado en tener Instagram.

Eso sí, cuando las cosas cambien, nosotros lo haremos y les aseguro que tendremos Instagram.