El caballo, nuevo sistema de transporte de Ciudad Guayana

5925

Ya se ha convertido en una costumbre. Jinetes en caballo recorren las principales calles de Ciudad Guayana.

El problema del suministro de combustible en el estado Bolívar, el más extenso del país, ha convertido en una pesadilla poner gasolina en cualquier estación de servicio.

Por eso los que pueden decidieron andar a caballos por la ciudad. Los jinetes ahora andan en grupos y recorren las extensas avenidas solitarias a caballo.

Andan en tropel como diría Simón Díaz. Lo cierto del caso es que el ciudadano siempre es superior a quienes nos gobiernan que parecen hacer el concurso de Quién lo hace peor.

Habrá que pensar en comprar semovientes o caballos para poder andar por la ciudad. Pronto para ir al mercado habrá que hacerlo en carretas. Quien quita! mala idea no es, vamos a regresar a principios del siglo pasado,  a una vida más tranquila, bucólica.

Todo esto, gracias a que no hay suficiente combustible. Se necesitan 27 gandolas para poder llenar las estaciones de servicio sólo del municipio Caroní. Apenas llegan 7 y 2 son usadas para llevar combustible desde el centro del país hasta Sisor Puerto Ordaz.

Es decir, sólo 5 son utilizadas para la distribución del combustible por eso no bajan las colas en la ciudad porque no hay suficientes gandolas.

Claro, esto ocurre porque antes el servicio de distribución de combustible estaba en manos del sector privado que era el responsable del mantenimiento de los equipos.

Pero como al comandante Chávez le parecía que eso era una debilidad para la industria petrolera, tener la distribución en manos privadas, ordenó la nacionalización de los equipos y ustedes saben que en Venezuela, el Estado no sabe lo que es el mantenimiento, por «aquello de que lo que nada nos cuesta, hagamos fiesta».

Así pues, comprar un caballo debe ser más barato que una moto o un carro, digo yo, no me crean, jajaajaja, a menos que sea un paso fino o un caballo árabe.

En todo caso, el problema de andar a caballo serán las garrapatas para los jinetes y que las calles se llenarán de bosta de caballo.

Aunque seguramente el alcalde Tito Oviedo, como es muy trabajador y eficiente, va a estar pendiente de mandar a recoger los desechos de los animales.

El problema de eso es que el municipio tendrá menos ingresos por que, ¿Cómo se cobra impuestos por tener caballos?

 

 

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.