El hambre “arrasa” con niños indígenas en Puerto Ayacucho

0
254

Prensa Kapé Kapé.-Cuatro niños indígenas han fallecido en el Hospital de Puerto Ayacucho en la última semana, de acuerdo a la nota de prensa de la organización Kapé Kapé.

Las muertes se produjeron en el período comprendido entre el viernes 18 y el viernes 25 de octubre de 2019 por diversas patologías, según información a la que ha tenido acceso el equipo del Observatorio Kapé Kapé en Amazonas.

El primer fallecimiento ocurrió el viernes 18, se trata de una niña del pueblo jivi, de 7 años de edad, habitante del sector Algodonera 1 de la población de Puerto Páez, Municipio Pedro Camejo del estado Apure. Según el parte médico, murió por insuficiencia respiratoria, según información adicional,  la niña también presentaba un estado evidente de desnutrición.

Otro pequeño del pueblo jivi, de apenas 5 meses de edad, falleció por cardiopatía congénita. Era habitante de la comunidad Econaiwa, parroquia Platanillal del municipio Atures.

También falleció un niño de 3 años, del pueblo baniva. Como causa de muerte le diagnosticaron intoxicación por planta e insuficiencia respiratoria. Habitada el sector Ojo de Agua, un asentamiento ubicado en la entrada de Puerto Ayacucho.

Y el último de los fallecidos pertenecía al pueblo jivi, tenía 2 años de edad, y era habitante de la comunidad La Danta. Presentó como causa de muerte síndrome diarreico agudo. En consulta realizada por Kapé Kapé a un profesional de la medicina señaló que para que un niño fallezca por esa causa probablemente presentaba también desnutrición.

Con estas muertes queda en evidencia la falta de atención primaria en comunidades indígenas, ocasionada por la ausencia de personal especializado y de equipamiento e insumos en los ambulatorios. A esto hay que sumarle la falta de actividades de promoción de salud en las comunidades, no hay quien ofrezca consejos sobre medidas de prevención para sanear el agua para tomar y cocinar, sobre el lavado de manos, el control de las mujeres embarazadas y sobre la lactancia materna.

Todos estos elementos contribuyen a la ocurrencia de casos que comprometen y acaban con la vida de niños indígenas, ante lo cual el Estado y cualquier ente asistencial debe tomar las medidas pertinentes.