El producto que causó la explosión de Beirut fue incautado a un empresario ruso

0
181

abc.nom.-El nitrato de amonio, un fertilizante que también puede ser utilizado como explosivo, fue depositado en el almacén del puerto de la capital del Líbano en 2014.

La gran explosión registrada ayer en Beirut, donde al menos 135 personas han muerto, unas 5.000 han resultado heridas y decenas han desaparecido, ha sido provocada por el nitrato de amonio, una sustancia utilizada como fertilizante que también puede ser empleada como explosivo, y de la que se habían guardado 2.750 toneladas en un almacén del puerto de la capital libanesa.

En las sobrecogedoras imágenes del suceso, se aprecia cómo el incendio inicial se convierte en una onda expansiva que arrasa con todo lo que encuentra a su alrededor.

En las últimas horas, las revelaciones sobre el origen del nitrato de amonio apuntan a Rusia, como señala hoy el diario británico «The Telegraph». Según ese medio, el compuesto se trasladó al almacén en 2014, tras ser incautado a un barco con bandera moldava que había sido declarado no apto para la navegación. La nave, propiedad del empresario ruso Igor Grechushkin, trasladaba el fertilizante de Georgia a Mozambique, pero tuvo que detenerse en la capital del Líbano por culpa de un problema técnico, concreta el periódico.
Galería de imágenes

«El nitrato de amonio se utiliza sobre todo como fertilizante, pero también es un compuesto que puede emplearse como explosivo, a veces con fines positivos, como en minería y para hacer túneles.

En su primer uso, es el más barato y productivo del mundo, y ha salvado millones de vidas desde que empezó a ser fabricado en Alemania, a principios del siglo XX», explica al otro lado del teléfono Bernardo Herradón, químico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

«Había una barbaridad de toneladas acumuladas desde hacía muchísimos años, y estaban totalmente descuidadas. Si dejas un explosivo en una nave y no lo atiendes, puede ocurrir lo que pasó ayer. Una vez que comienza la explosión, se retroalimenta, y por eso fue tan inmensa», añade el experto.
Gases tóxicos

Rodeado de zonas turísticas, en el puerto de Beirut se vivieron ayer momentos de pánico. Como muestran las fotografías, las calles se llenaron de personas con manchas de sangre, sorprendidas ante la inesperada destrucción que las rodeaba.

En pocos minutos, los hospitales de la capital comenzaron a recibir a las primeras víctimas. Hoy, los equipos de rescate se esfuerzan en buscar a las que siguen atrapadas bajo los escombros.

En declaraciones a ABC, el fraile Marlon Méndez Pavón, del convento de Tierra Santa, explicó que los daños son incalculables, y que se recomienda abandonar la ciudad, por el riesgo de los gases tóxicos que han sido liberados.

«Como había mucha cantidad de material combustible, se generó una nube de varios gases: dióxido de carbono, agua y óxidos de nitrógeno, que son los que se forman cuando hay contaminación en las ciudades, durante el invierno.

El óxido de nitrógeno es muy tóxico. En los primeros días, las autoridades sanitarias tendrán que pedir precaución a los ciudadanos», apunta Herradón.
La pista de Hizbolá

En el día después de la tragedia, cuando el Líbano guarda luto nacional por las víctimas y todas las voces se preguntan sobre la causa de la explosión, el gran interrogante es qué hacían tantas toneladas de nitrato de amonio acumuladas en un almacén, en apariencia sin demasiadas medidas de seguridad.

Consultada por la BBC, la investigadora Lina Khatib, que dirige el centro de estudios internacionales Chantam House, en Londres, ha hecho la siguiente reflexión para la cadena británica: «¿Quién necesita 2.750 toneladas de nitrato de amonio?

Se sabe que la sustancia se usa para fabricar explosivos y también se sabe que Hizbolá, el grupo armado libanés, normalmente trae material de este tipo al Líbano a través del puerto, así que es plausible que Hizbolá pudiera tener algún tipo de vínculo con el nitrato de amonio que explotó en el puerto, pero, por supuesto, es muy pronto para afirmarlo».

No es la primera vez que el nombre del grupo terrorista chií es mencionado en relación a los hechos. En un primer momento, las informaciones sobre la explosión recordaban que se ha producido tres días antes de que un tribunal respaldado por Naciones Unidas dicte sentencia sobre la muerte del ex primer ministro libanés Rafik Hariri, asesinado por un coche bomba en 2005.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.