Emmanuel Macron apoya el uso obligatorio de la mascarilla en los lugares públicos cerrados en Francia

0
184

elmundo.com.-El presidente francés, Emmanuel Macron, se mostró hoy a favor de imponer en Francia el uso obligatorio de la mascarilla en los lugares públicos cerrados con el fin de luchar mejor contra el Covid-19, que está dando señales de rebrote en varios países.

“La mejor prevención son los gestos barrera: las mascarillas, mantenerse a distancia y el gel”, recordó Macron en una entrevista de televisión con motivo de la fiesta nacional del 14 de julio. “Recomiendo a nuestros conciudadanos llevar lo máximo posible la mascarilla cuando están fuera y, más aún, en los lugares cerrados. A partir del 1 de agosto, por ejemplo, su uso debería ser obligatorio”, anunció el presidente, quien aseguró que en caso de segunda ola de coronavirus, Francia estará “preparada”, ya que ahora tiene respiradores, mascarillas y test en número suficientes.

Ésta era la primera vez desde que llegó a la Presidencia en mayo de 2017 que Macron daba una entrevista en televisión con motivo de la fiesta nacional. Una tradición que comenzó en 1978 con Valéry Giscard d’Estaing y que habían continuado todos los presidentes, con la excepción de Nicolas Sarkozy.

Por otro lado, Francia rindió hoy homenaje durante la fiesta nacional al personal civil y militar que luchó contra la pandemia del coronavirus y al general Charles De Gaulle, coincidiendo la celebración del año De Gaulle.

El tradicional desfile militar por la avenida de los Campos Elíseos de París fue sustituido por una ceremonia estática y restringida en la plaza de la Concordia bajo el lema “una nación comprometida, unida y solidaria”.

Debido a la pandemia, la ceremonia no estuvo abierta al gran público. Los 2.000 participantes y 2.500 invitados tuvieron que respetar las reglas de distanciamiento social. Entre los invitados había personal sanitario, familiares de médicos fallecidos por Covid-19, policías, gendarmes, trabajadores de fábricas de mascarillas, agentes de servicios funerarios o incluso cajeras de supermercado. Todos habían estado presentes en primera o segunda línea durante la crisis sanitaria.
Una celebración “peculiar”

“Es un 14 de julio es un poco particular (…) Nuestros Ejércitos han aceptado ceder un poco el protagonismo a los sanitarios. A esos hombres y mujeres que nos han protegido, a los que han luchado por nosotros”, explicó Macron durante la entrevista de televisión.

No hubo blindados ni tropas a pie descendiendo por los Campos Elíseos bajo los aplausos de los franceses y los turistas, pero sí exhibición aérea. Tampoco faltaron los militares, la Guardia Republicana, los bomberos de París y la Legión Extranjera en la plaza de la Concordia.

La ceremonia comenzó con un homenaje al general Charles De Gaulle (1890-1970) en la plaza de la Concordia, la plaza más grande de París con 8,64 hectáreas. Este es el año De Gaulle en Francia. Se cumplen 130 años de su nacimiento, 80 años de su llamamiento a los franceses a la resistencia y 50 años de su muerte. El país rindió homenaje a este “héroe de la primera Guerra Mundial, combatiente visionario, jefe de la Francia libre y fundador de la V República”, según lo definió el Palacio del Elíseo.

Pero los grandes protagonistas de la ceremonia fueron el personal civil y militar que luchó en primera línea contra la pandemia del coronavirus, a los que se rindió un emotivo homenaje al final de la ceremonia. Una gran bandera francesa rodeada por batas blancas y militares simbolizó esa lucha contra un enemigo común: el Covid-19.

En el pico de la pandemia, Francia lanzó la llamada ‘operación Resiliencia’. Movilizó a su Ejército para apoyar los esfuerzos del personal sanitario contra el coronavirus y ayudar a la población y a las autoridades civiles tanto en cuestiones sanitarias como logísticas. Por ejemplo, los militares montaron un hospital de campaña en Mulhouse (Alsacia), una de las zonas más afectadas por la pandemia. También trasladaron a pacientes franceses en helicópteros militares a otros hospitales del país que tenía más camas libres y transportaron mascarillas y equipamiento médico.

Francia también dio durante la ceremonia militar las gracias a Alemania, Austria, Luxemburgo y Suiza por la ayuda que le prestaron durante la crisis sanitaria. Estos cuatro países acogieron a 161 pacientes franceses de Covid-19 cuando los hospitales del este de Francia estaban desbordados ante la avalancha de enfermos.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.