En Bolívar han recibido charlas más de 180 personas detenidas violando la cuarentena

0
326

Carmen Carrillo

Una realidad mucho peor que el coronavirus comenzamos a vivir los venezolanos. Podría considerarse una medida mucho más extrema de todas las que hemos vivido hasta ahora.Y de verdad que llama mucho la atención.

Como la mayoría de los gobernadores son militares ahora debemos vivir sus desmanes y abusos de poder, que les permiten Nicolás Maduro y seguramente Vladimir Padrino.

Estos gobernadores militares creen que regresaron a los cuarteles definitivamente y están dándole órdenes con un abuso sin igual a la gente como si fueran soldados. En este video es posible observar como van recogiendo a la gente y también se observa un bote de aguas servidas que parece tener tiempo por lo verde del piso.

Tienen el manejo de la gasolina, el de los transportes. Nada se mueve si ellos no lo autorizan y en aras del coronavirus están sometiendo los derechos de los habitantes de sus estados.

La gente está ahí. La gente está indefensa porque debe enfrentarse a generales, mayores generales, coroneles gobernadores, una población indefensa, a la que tienen aterrorizada en la casa.

Estos gobernadores militares pasan a medidas mucho más extremas, ordenan toques de queda selectivos en el estado.

No se trata de hablar por hablar. Estos mismos gobernadores son los que permiten que hordas de colectivos circulen por las calles sometiendo a la población; son los que permiten que los colectivos gobiernen en los mercados; maten a ciudadanos en las puertas de su casa; roben en las fábricas del estado. Pero ahora sí debemos creer los ciudadanos que lo están haciendo por el bien de todos. En fin.

Pero a eso hay que agregar los alcaldes, una gran cantidad de los cuales son sargentos, mientras los que son civiles se creen generales y entonces también están abusando.

Situaciones particulares

Más de 120 jóvenes y adultos en condición de desacato a la medida de Cuarentena, fueron detenidos en las calles de Upata y llevados hasta el CCP Caura 27 donde recibieron una Charla Preventiva sobre los riesgos que corren cuando deciden no cumplir con la recomendación de quedarse en casa para no ser contagiado por esta pandemia que afecta al mundo y para la cual no hay cura.

En las redes sociales es posible observar el video donde se le dicta la charla a los detenidos que fueron recogidos de todos lados en ese pequeño pueblo de Upata, donde no hay alumbrado público en algunas partes.

Ahora estamos en una pandemia más que de salud social es una pandemia de locura generalizada.

La gente va a salir  en algún momento cansada de tantos atropellos y seguro que se va a derrotar al virus y lo hará la misma gente porque además el virus tiende a morir en su mutación y eso está comprobado científicamente.

Esta situación no es sinfin como quiere el Gobierno y como le gustaría al G-4. Lo que preocupa es que como hacer que regrese nuevamente el talante democrático a un país en manos de militares electos con votos y con la fuerza para someter al ciudadano.