En la bomba Roraima el encargado de gobernación sólo atiende a sus amigos

564

Este sábado los empleados y el gerente de la bomba Roraima tendrán otra oportunidad para maltratar a los incautos usuarios que por medidas de necesidad deben acudir allí a reponer combustible.

Esta bomba es una de las dos morochas que quedan en la avenida Guayana, en dirección hacia Ciudad Bolívar y allí pasa cualquier tipo de cosas.

Desde que el cliente llegue con su vehículo, después de calarse una cola en un lateral de la autopista, en medio de la oscurana porque por razones de seguridad en las vías públicas no hay luz a fin de que los marines cuando invadan pasen algo de trabajo, y cuando vaya por fin a poner el combustible, el bombero de la isla le diga que para él no hay combustible, hasta que te saquen a empujones de la cola y todo el mundo viendo y nadie hace nada porque nadie quiere perder su chance de repostar combustible.

Esta bomba Roraima está considerada como “priorizadas” es decir junto a la de La Piña y la Biblos en Unare siempre están operativas para atender a los funcionarios de la gobernación, de los cuerpos de seguridad, de los médicos, sector alimentos, parlamentarios.

Un verdadero negocio tiene el encargado de la gobernación del estado Bolívar en esa estación de servicio porque además distribuye salvoconductos frente a la gente.

Me explico, un vehículo de esos priorizados después que pone combustible, entrega el salvoconducto que con “tanta gentileza” le dio el responsable de la gobernación y ese mismo salvoconducto es entregado a otro “coleado” y todo eso pasa delante del resto de la gente que asiste impotente a este atropello.

Otro detallito de la estación de servicio Roraima, no olvidemos priorizada, o sea pues, siempre tiene combustible, es que además de la cola por el lado de la autopista, el encargado de gobernación pasa a sus “amigos” por la parte de atrás de la estación que da hacia la calle de servicio del sector, calle que por cierto, (es otra táctica de la guerra de guerrilla con la que enfrentaremos a los marines cuando nos invadan) está destruida por la cantidad de huecos así que cuando termina con la cola de “amigos” el encargado de gobernación, se ocupa de los usuarios no tan “amigos” que están por la cola de enfrente.

El llamado es para el que debería ir de vez en cuando a la calle Constitución de Ciudad Bolívar para calentar la silla de gobernación, salir de Santa Elena de Uairén y recorrer un poco más el estado, no sólo en campaña, cargando con sus bacalaos candidatos del Psuv, Justo José Noguera, para que le meta el ojo a la “bombita” esa y a quienes fungen como sus encargados en nombre de la gobernación.

 

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.