Entre colinas y tepuyes/ Reivindicar objetivo estratégico del Psuv

0
429

Hugo Chávez pudo anclarse en el vientre y el corazón de los venezolanos, interpretando correctamente las condiciones objetivas que para hacer la revolución, estaban presentes al final de los años 90. Fue así que se consolidó una Venezuela, con un sistema justo para la distribución de sus riquezas, garantizando vivienda, salud, educación, trabajo digno y servicios públicos; hoy afectados ante el cruento y criminal bloqueo económico, que junto al sabotaje financiero internacional, procura las condiciones para un estallido social y la consecuente intervención militar contra el país.

Las amenazas y ataques constantes hacia la Patria, venidas desde el gobierno imperial norteamericano y sus peones para incrementar el malestar colectivo que atenta contra el proceso, deben representar un puntal de motivación para que preservemos y sigamos haciendo la revolución que Chávez inició, y Nicolás Maduro ha continuado. Pero eso requiere más que nunca, fortalecer las condiciones subjetivas necesarias para lograr los objetivos de la Venezuela Potencia que nos proponemos para el año 2025, partiendo de la verdadera madurez política, y me refiero enfáticamente a fortalecer la conciencia, la organización y la dirección que en nuestro caso, está soportada en el Partido Socialista Unido de Venezuela.

De nuestro nivel de consciencia política y de nuestra constancia, dependerá en mayor o menor grado, que se acelere, se retrase o se pierda la Revolución. Es fundamental en nuestro tiempo, canalizar acertadamente la dirección política en todos los eslabones de acción del partido. Es imperdonable errar por sectarismo, improvisación, riñas, diferencias, apatía, cansancio o inseguridades.

La principal tarea de un chavista en Venezuela, es defender y preservar la Revolución, hacer irreversible el proceso que en nuestras manos legó Hugo Chávez. Es allí donde el PSUV no puede perder su objetivo estratégico de guiarnos hacia un Estado definitivamente socialista. Un proceso como el nuestro no depende de un hombre o de una mujer, ni mucho menos de ningún pequeño grupo que pretenda asumir posiciones vanguardistas. La revolución chavista debe asentarse sobre las profundidades de las entrañas del pueblo, y nuestro pueblo tiene que concentrar sus fuerzas primordialmente en el Partido Socialista Unido de Venezuela. Es una condición cíclica sumamente necesaria.

Lo que hoy enfrentamos nos obliga a estar unidos, por eso, revisemos nuestros métodos de debate y decisiones internas, más allá de una mesa, de una reunión, de una oficina. Reivindiquemos la democracia pesuvista, respetando la diversidad para fortalecer la unidad. De ello también depende en gran parte, la necesaria victoria del 20 de mayo, para que junto al Presidente Maduro volvamos a ser potencia.

Dirigente Revolucionario PSUV

aldrintorres2016@hotmail.com

@aldrinolivier

Aldrin Torres

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.