Europa: “El peor verano de la historia”

0
148

elmundo.com.-El turismo, principal motor de la economía española, empeora sus perspectivas de cara a final de año, tras constatar que la temporada de verano está siendo más floja de lo esperado, la peor de la historia, por los rebrotes y las restricciones impuestas a España por Reino Unido o Alemania, que son los principales países emisores de turistas. Las pérdidas asociadas a la caída de la actividad ascienden a 98.753 millones de euros.

Es el dinero que el sector no ha ingresado ni ingresará este año por culpa de la pandemia, según los cálculos realizados por Exceltur, principal lobby turístico y que agrupa a las principales compañías del sector (cadenas hoteleras, aerolíneas, agencias de viajes, restauración…).

Son 15.620 millones más de pérdidas de ingresos que en los cálculos realizados antes de que comenzara la temporada estival, cuando la caída prevista era de 83.134 millones. Esto fue antes también de que Reino Unido impusiera una cuarentena a los visitantes que llegaran de España y antes de que Alemania recomendase no viajar a nuestro país.
Desplome de visitantes

Según estas cifras, este verano hemos tenido un 64% menos de actividad turística que en 2019. Esta pérdida añadida se debe sobre todo a la falta de turistas internacionales. El año pasado llegaron a nuestro país más de 83 millones de extranjeros. Este año se esperaba que la demanda fuera escasa, aunque no tan floja. Según Exceltur, tendremos un 74% menos de visitantes extranjeros con respecto al año pasado.

Las cuarentenas decretadas por algunos países, las recomendaciones de no viajar a España, “las restricciones en cascada” y los rebrotes han provocado cancelaciones de los viajes y “anticipan el cierre anticipado de la temporada veraniega”.

Sólo en el tercer trimestre se calcula que se dejarán de ingresar 36.638 millones de euros, que se suman a los 43.460 millones de pérdidas acumuladas hasta junio, más los 18.655 millones que tampoco se facturarán en el cuarto trimestre.
Impacto inédito sobre el empleo

Esta hecatombe del principal tractor económico de España “anticipa un impacto de dimensiones inéditas sobre el empleo a finales de verano”, según Exceltur. A cierre de julio ya había 823.000 empleados menos que en el mismo periodo de 2019. Es un 37% menos de trabajadores. De esta cifra, unos 517.000 están en situación de ERTE y 306.000 son personas que directamente no han llegado a ser contratadas por esta caída de la actividad.

El turismo representa el 13% de nuestra economía y en torno al 13% también del empleo. Es un sector transversal, que implica al transporte, la hostelería, al ocio asociado a los viajes… Por eso, cuando la actividad va bien, impulsa al resto, pero cuando se desploma, arrastra en su caída a los demás sectores.

Cataluña y Baleares son las regiones más afectadas por este parón. En el caso de la primera (que vivió en julio una oleada de rebrotes que provocó que muchos países desaconsejaran viajar a la comunidad) pierde 19.000 millones porque la pandemia le ha robado un 56% de actividad turística con respecto al año pasado.

La situación del archipiélago, que vive del turismo, es aún peor, pues el descenso de la actividad está siendo del 80%, con unas pérdidas (dinero no ingresado) de 12.717 millones. Estos “devastadores resultados, sitúan al sector turístico español como el más dañado de todos los sectores de la economía española al no haber podido producir, almacenar, ni vender sus servicios durante meses”, señala Exceltur.

En este contexto el lobby turístico cree que será necesario “un potente plan de ayudas a fondo perdido” para facilitar la supervivencia de las empresas y piden que se extiendan los ERTE por lo menos hasta la Semana Santa de 2021, que “en el mejor de los casos, se atisba como la nueva época más próxima” para la reactivación del turismo “con unas mínimas garantías”.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.