Evo Morales llegó a México

0
175
Bolivian ex-President Evo Morales waves upon landing in Mexico City, on November 12, 2019, where he was granted exile after his resignation. - Landlocked Bolivia, in crisis after its president quit amid protests over a disputed election, is among Latin America's poorest countries despite having huge gas reserves. (Photo by PEDRO PARDO / AFP)

Evo Morales, quien fue obligado a renunciar por las Fuerzas Armadas Bolivianas y la Policía Nacional, el pasado  domingo a la Presidencia de Bolivia, llegó este martes a México como asilado en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana. Este partió anoche de Bolivia e hizo una escala en Paraguay antes de emprender una complicada ruta por la región.

Morales, quien recibió asilo de México por razones humanitarias y al considerar que su vida corre peligro, aterrizó en el hangar Sexto Grupo Aéreo Internacional. Antiguamente el hangar presidencial del aeropuerto de la Ciudad de México sobre las 11:15 hora local.

Al llegar al aeropuerto de la capital mexicana, Morales saludó con la mano nada más poner un pie fuera del avión. Lo recibió el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Se acompaña del vicepresidente de Bolivia, quien también renunció a su cargo, Álvaro García Linera.

Ebrard le dio su más cordial bienvenida a Evo Morales y su comitiva en un día de “alegría” por lograr darle asilo.

Golpe de Estado

En unas primeras palabras, Morales, visiblemente cansado, calificó de “golpe de Estado” lo acontecido en Bolivia tras las elecciones del 20 de octubre.

Unos 200 periodistas se concentraban en el antiguo hangar presidencial de la Ciudad de México. Algunos después de haber pasado la noche allí para esperar la llegada de Evo Morales.

Antes de acceder a la zona habilitada por el personal del aeropuerto, en la fila de espera, los teléfonos se llenaron de aplicaciones con radares aéreos para tratar de localizar el avión en el que viajaba Morales.

Evo Morales
El ex mandatario fue recibido por el canciller de México | Foto AFP

Esto, junto con la demora del aterrizaje, previsto en un principio unas dos horas antes, contribuyó a que se extendieran los rumores de una posible llegada a otro punto del país.

Paralelamente, en las cercanías del terminal aéreo se produce este martes una tensa protesta de policías federales contrarios a la creación de la Guardia Nacional. Un nuevo cuerpo de seguridad impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Finalmente, aterrizó el avión Gulfstream modelo G550 que México envió para trasladar a Morales.

La escala de varias horas en Paraguay le permitió al gobierno de México el tiempo para conseguir los permisos para sobrevolar Brasil y Perú. Además de cargar de combustible la aeronave antes de reiniciar su vuelo.

Pero además Evo tuvo que ser protegido por el sindicato de cocaleros del que nunca se desvinculó porque colectivos contrarios al gobierno ingresaron a su casa buscándolo y robaron y destruyeron todo a su paso.

Evo Morales antes de abordar el avión que lo sacó de Bolivia durmió en el suelo debajo de una improvisada carpa hecha con una sábana.