F1: Hamilton imbatible en Mugiello

156

 

Sportnews.com.-Fue una victoria tras dos banderas rojas y tres salidas desde parado. Un triunfo en una accidentadísima carrera, donde sólo 12 coches alcanzaron la bandera a cuadros. Un éxito más para Lewis Hamilton, que redondea su 90ª victoria, a solo una ya del récord de Michael Schumacher.

El podio del GP de la Toscana lo completaron Valtteri Bottas y Alexander Albon, mientras Carlos Sainz perdía cualquier opción en un escalofriante accidente en la recta de meta.

Mugello, un trazado tan rápido como estrecho, diseñado para mayor gloria de MotoGP, fue escenario de varios disparatados episodios. El último fue ver a Hamilton en el podio con una camiseta que rezaba “Detened a los policías que asesinaron a Breonna Taylor”, mientras su compañero Bottas mascullaba la decepción de casi siempre y Albon obtenía crédito para los próximos meses.

Ferrari, en su GP número 1.000, tras el abandono de ocho rivales, sólo podía colocar a Charles Leclerc en la octava plaza y a Sebastian Vettel en la décima.

Y eso que hubo de todo en las más de dos horas de lucha en la pista. Hamilton, desde la ‘pole’, se había quedado enganchado en la salida, por lo que Bottas aprovechaba las facilidades de inmediato.

Con ser grave el error del británico, su desdicha fue una broma en comparación con la de Max Verstappen. El susto en la parrilla, cuando los mecánicos de Red Bull intervinieron de urgencia en el coche, se confirmó con una pérdida de potencia que descolgó por completo al holandés.
La tardanza del ‘safety car’

Camino de la curva 2, Pierre Gasly colisionaba con Romain Grosjean, provocando además el trompo de Sainz y la embestida a Verstappen. Las opciones del hombre destinado a desafiar a Mercedes se quedaban en la grava. Michael Masi, director de carrera, sacó a pista el ‘safety car’, con la idea de retirar todos los restos de fibra de carbono esparcidos por el asfalto.

Tras seis vueltas a bajas revoluciones, el coche de seguridad apagó sus luces demasiado tarde, en la curva 15, y esa lentitud en el aviso desencadenó todas las desgracias posteriores. Bottas no quiso acelerar demasiado temprano para no otorgar a Hamilton la posibilidad del rebufo y en la zona media del pelotón se sufrieron las consecuencias

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.