Familiares de desaparecidos en minas de Tumeremo exigen justicia

0
170

Notidiariosite.-Un grupo de mujeres, entre ellas esposas, madres, hermanas e hijas de mineros deTumeremo, del municipio Sifontes en el estado Bolívar, se trasladaron hasta Puerto Ordaz, paraprotestar en la sede de la Fiscalía de la entidad con el fin de exigir justicia ante las desapariciones y asesinatos que han ocurrido en los últimos meses.

El grupo acusó a León Ernesto Solís Mares, teniente coronel, responsable del comando 512 en Tumeremo. Aseguraron que desde su llegada, hace casi tres años, se han desaparecido más de 400 personas en el municipio minero del sur del estado Bolívar.

“Si ahorita él le da la gana y cuando nosotras llegamos a Tumeremo nos manda a secuestrar o a matar. Necesitamos que se haga justicia. A mi hijo lo mató, lo torturó y de eso hay testigos de que fue él y los militares que estaban con él”, manifestó Gladys Pedroza, madre de Gunter Aguinagalde, minero presuntamente asesinado por el Ejército en la población del municipio Sifontes.

Las mujeres explicaron que son muchos los desaparecidos, porque los funcionarios van a las casas, los detienen y luego desaparecen sin dar respuesta a los familiares de su paradero. Por lo que exigen justicia.

“Hay muchos desaparecidos y los familiares no pueden hablar porque si hablan los buscan y los matan, a las mujeres las violan y le cortan el cabello. La gente en Tumeremo tiene miedo de salir a la calle a protestar por temor a lo que les puedan hacer”, señaló Oladis Girón, madre de un mototaxista asesinado hace dos años por el Ejército.

Indicaron que en el comando tienen a dos mujeres detenidas por protestar, desde hace dos meses, y a sus familiares no les dan información sobre ellas. En la misma situación se encuentran dos hombres en el Fuerte Tarbay.

“Estamos en una zozobra terrible en Tumeremo. El 10 de mayo, Solis se llevó a mi esposo de mi casa y desde ese momento no sé nada de él, tengo dos hijos pequeños y él es el sustento de mi hogar. Yo necesito que me diga cuál es el paradero de mi esposo”, exigió Andreina Arcia.

Exigen que abran las minas

En octubre de 2018 ocurrió una masacre en una mina de Tumeremo y desde ese momento fueron cerradas las minas del municipio Sifontes, lo que ha dejado a decenas de personas sin trabajo en el pueblo, pues dependen de estas.

“Las minas son del pueblo y nuestra gente se está muriendo de hambre, exigimos que se abran las minas. No todo el pueblo es delincuente. Nos trancaron el paso hacia el Fuerte Tarbay y el que pasa por ahí lo asesinan sin piedad. Basta de tantos atropellos, queremos que el gobernador Justo Noguera, el alcalde y el fiscal general se pronuncien y den la cara a la población de Tumeremo”, dijo Girón.