Familiares dudan de versión del Cicpc sobre muerte de niño en Vista Al Sol

0
483

El Pitazo/Carlos Suniaga.-Ciudad Guayana.- Sin heridas, hemorragias ni lesiones que pudieran presumir abuso o maltrato, fue localizado el cadáver del niño Yilver Oliveros la tarde del domingo 14 de julio en el sector Villa Tablita,según datos del Cicpc.

El menor fue reportado por sus padres como desaparecido el pasado 27 de junio y, desde entonces, no se sabía nada de su paradero, hasta que vecinos se percataron de un fuerte olor en una zona cercana a la comunidad, e hicieron el hallazgo.

“Ahí hay algo muy extraño, porque si el niño murió ahogado, flota, y los zamuros hubiesen llegado ahí, porque hay muchos zamuros, y alguien se hubiera dado cuenta antes”, dijo un familiar, quien pone en entredicho la versión policial que detalla que el examen forense arrojó que el menor murió de asfixia mecánica por inmersión y había restos de fango y agua en sus pulmones.

Enterrado debajo del fango

Una caminería de barro húmedo y negro antecedía al lugar donde fue hallado semienterrado el cuerpo de Yilver Oliveros, en la populosa parroquia Vista Al Sol, de San Félix, al sur de Venezuela. La casa donde vivía Yilver con sus padres y tres hermanos, es de madera, al igual que la mayoría de las viviendas de esa humilde zona. Frente a la casa, de rejas blancas y puerta azul, hay un árbol muy grande, donde el menor jugaba con los otros niños del sector.

La fosa donde fue encontrado el menor estaba llena de agua. Relatan vecinos que fue producto del movimiento de tierra en la zona y la lluvia registrada el día anterior al hallazg | Foto: Carlos Suniaga

Al final de ese camino fangoso y enmontado a los lados, había una pequeña fosa, con agua, moscas y dos guantes blancos de látex, que fueron dejados allí por los detectives del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas al momento del levantamiento del cuerpo, quienes llegaron allí después que vecinos les avisaran del hallazgo.

El informe del organismo detectivesco, no deja clara la fecha de muerte, pero detalla que la ropa que tenía el cuerpo, es la misma que sus padres describieron al momento de la desaparición.

Vecinos dijeron que un aguacero registrado el sábado en Ciudad Guayana erosionó el terreno donde estaba sepultado el menor e hizo que parte de los restos quedaran expuestos, lo que generó la fetidez que los alertó.

“Olía a muerto”, dijo un residente de la zona. Casi 20 horas después del levantamiento del cuerpo, en el fango todavía se percibía un olor fétido.

“Esa zona es un conuco del sector, algunos siembran sus matas y van a veces a ver cómo van”, dijo el vecino de Villa Tablita, quien explicaba por qué existe una caminería en la boscosa zona, que llevaba justo hacia el lugar de la fosa donde estaba el niño.

También consideró improbable que alguno de los residentes no notaran lo irregular del terreno donde estaba sepultado, tomando en cuenta que es un sitio de tránsito frecuente para algunos habitantes del precario sector. Desde el 27 de junio hasta el 14 de julio pasaron 17 días.

Un niño tranquilo

A Yilver lo describen como un niño tímido y tranquilo, “si alguien lo llamaba para darle algo, es muy probable que él fuera, pero si algún extraño se lo hubiese querido llevar a la fuerza, capaz él no se deja y grita”, añadió el familiar, que prefirió no identificarse.

El Pitazo no logró hablar con la mamá del menor, ni tampoco con su abuela materna. Este lunes 15 de julio, ambas, permanecieron varias horas en la sede del Cicpc en Ciudad Guayana. “El Cicpc también dijo la semana pasada que el niño era un indigente, pero no es cierto, es como todo niño que vive en una invasión”, detalló el pariente al que tuvo acceso El Pitazo.

Lo cuidaba su abuela

El día de la desaparición, el niño se encontraba bajo el cuidado de su abuela materna, pues su mamá había salido al hospital a ver su otra hija que estaba en el hospitalizada. Vecinos dijeron que la última vez que lo vieron, estaba jugando debajo del árbol frente a su casa, pero nadie sabe explicar cómo desapareció. La mamá dijo a medios locales la semana pasada, que al regresar a su casa, lo buscaron por todo el sector y no encontraron, razón por la que hicieron la denuncia de desaparición ante los organismos policiales.

En el informe del Cicpc, no hay registro de alguna detención por el caso. La fiscal 10ma del Ministerio Público, Emily Hernández, es quien llevará la investigación judicial.