Fedeindustria Bolívar propone blindar ámbito operativo del sector empresarial

0
216

Prensa Fedeindustria Bolívar.- Ciudad Guayana.- Para llegar hasta Santa Elena de Uairén, en el extremo sur del estado Bolívar, se cuentan una veintena de alcabalas de los cuerpos de seguridad, cuyos funcionarios poseen diferentes criterios de vigilancia y orden público, por omisión y acción.


Y este es uno de los ejemplos que expone Tomás Guerra Roa, presidente de Fedeindustria Bolívar, para describir las circunstancias en las que los empresarios e industriales de Venezuela movilizan sus productos para colocarlos en el mercado nacional e internacional.
Por ello, desde la institución empresarial han propuesto blindar jurídicamente los esfuerzos por recuperar la economía del país, cuyo peso recae fundamentalmente en el sector privado.

Cuellos de botella
Tomás Guerra Roa reconoce que las medidas económicas emanadas desde el Gobierno central para apalancar la producción nacional, han tenido efectos positivos. Sin embargo, considera que deben tomarse algunas decisiones de carácter legal y operativo para que la confianza regrese al empresariado.

“Hay algunos cuellos de botella en la operatividad de la economía que deben solventarse, como decretar en Gaceta Oficial los requisitos para transportar materiales, minerales, productos y otras mercancías en las carreteras venezolanas. De esta forma, todos los empresarios y funcionarios públicos en las alcabalas, tendrían conocimiento de la documentación que les debe acompañar”.

Insta, además, a que sea un solo cuerpo policial o de seguridad que esté al frente de las inspecciones en las vías nacionales.

Y en el tenor de la producción nacional, consideran definitivo decretar la ley de sustitución de importaciones, bajo las condiciones favorables para estimular la inversión en la industria.

“Fedeindustria Bolívar realiza esfuerzos en búsqueda de financiamiento para para quienes desean crecer y diversificarse. Estamos trabajando con diagnósticos serios en los sectores agroindustrial, agropecuario y metalmecánico, entre otros que lo requieren”.

Además, invitó a los empresarios a sumarse al Plan Nacional de Compras que impulsa la institución desde Caracas, a través de un catálogo de productos que es fácil de completar en Internet.

En Bolívar
Guerra Roa y un grupo de 60 empresarios, a través de Fedeindustria Bolívar, mantienen una alianza con sus pares brasileños desde hace varios meses, que comienza a dar frutos.
No obstante, consideran que hay varios asuntos por concretar, como el asfaltado de la troncal 10, la reactivación del vuelo Puerto Ordaz – Santa Elena de Uairén y la creación de las casas de cambio en la frontera con Brasil, que operen además con criptomonedas.

“Es archiconocido que tenemos un potencial. Pero requerimos dar pasos juntos, sectores público y privado, para que todos los esfuerzos no se diluyan en el tiempo”, refirió con respecto al apoyo gubernamental.

A su juicio, entre otras actividades que deben reorientarse, están las fiscalizaciones por parte del Seniat, la Sundde y los órganos de regulación fiscal.

“Los empresarios y los funcionarios públicos necesitamos más información y acompañamiento, porque hay mucha confusión, por ejemplo, en la forma de facturación”, alude.

“En vez de sancionar, debe existir un marco legal transparente y útil para la administración de las empresas, pues los venezolanos pagan en bolívares, dólares, euros, criptomonedas. Requerimos definición y formación en este aspecto”, recomienda.

Tomás Guerra Roa es sensato ante el panorama actual, basado en el trabajo que realizan desde Fedeindustria Bolívar para impulsar la producción y reactivar las empresas nacionales.

“Seguiremos insistiendo en las propuestas para mejorar las condiciones del sector empresarial, y esperamos que el Gobierno acompañe cada iniciativa”, sentenció.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.