Fiscalía emite medida de protección a favor de Orlando Aguilar y familia

0
569

Prensa OA.-La Fiscalía Segunda con competencia en Derechos Humanos, del circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar ordenó brindar protección preventiva junto con su núcleo familiar al empresario y ganadero Orlando Aguilar.

En días pasados fue removido de su puesto en la alcabala de La Romana en Upata, el capitán Eleazar Espinoza Sánchez, quien fungía como comandante en ese puesto, por supuestas denuncias de abigeato, atropellos, y violación de derechos humanos.

Aguilar fue detenido arbitrariamente junto a sus trabajadores por el capitán Eleazar Espinoza Sánchez, allanando ilegítimamente su propiedad y  sin ninguna orden, detenido por dos días,  violando sus derechos humanos y el de sus trabajadores.

“Fueron muchos los abusos y atropellos a la ciudadanía por parte del capitán Espinoza, quién estuvo alejado de la Constitución y leyes”, motivo por el cual, la Fiscalía 2a. de Derechos Humanos alega  que las causales de esta medida fueron la violación de domicilio, trato degradante, privación ilegitima de su libertad, y amenazas.

Según Aguilar, en este caso se presume que el oficial recibió algún tipo de respaldo de parte de George Bello, del movimiento político Gente y de su esposa Jossana Sebastía, para actuar de manera ilegítima contra su persona.

Cree Aguilar que la denunciante,  abogada Jossana Sebastía, esposa de George Bello, debería ser llevada al tribunal disciplinario del Colegio de Abogados del estado, por   una acción como la realizada contra su persona.

El empresario y ganadero dijo que la perturbación a la producción fue despenalizada hace ya bastante tiempo, y que en este caso, no se trata de una denuncia penal sino civil demostrando que el capitán Espinoza no tiene ni idea de las leyes, mucho menos de su contenido.

La Fiscalía solicitó que se le brinde la protección preventiva junto con su familia, y que la orden sea tramitada ante el órgano jurisdiccional como  medida de protección

De esta manera el empresario hace un llamado a la ciudadanía en general a no quedarse callado cuando civiles, autoridades o funcionarios cometen atropellos y abusos en contra de la ciudadanía, y que en su caso, acudió y denunció lo ocurrido con su persona y se dan resultados positivos para el denunciante.