Grupos de delincuentes extorsionan a vecinos en San Félix

0
1437
Foto Primicia de Guayana

Con mucho temor un grupo de vecinos envío una comunicación a este diario para denunciar que grupos de delincuentes someten a los habitantes de Francisca Duarte en San Félix.

De acuerdo a lo señalado, los sujetos exigen se les cancele una coima o “vacuna” para que no los roben dentro de sus casas o negocios.

Según, estos “ciudadanos” cuidan a los residentes porque los funcionarios de los cuerpos de seguridad, nunca pasan por allí, a menos que vayan a recoger un muerto.

El que no paga la vacuna lo sacan de su casa, se quedan con todo lo que allí hay y hasta que no cancele no se la devuelven.

Es algo tan insólito, que se escribe y la gente lo denuncia y no se puede creer.

Si el dueño de la propiedad o negocio quiere vender el bien, no puede porque estos hampones que se hacen llamar colectivos pero que la gente denuncia como simples delincuentes, lo impiden porque ellos, los malandros son los que ponen las reglas.

Mientras eso ocurre, nadie en el gobierno municipal, regional o nacional parece percatarse de esta terrible situación.

 

No ocurre solo en San Félix

Pero eso no sucede sólo en San Félix. En la zona minera, en El Callao, o en Guasipati o en Tumeremo, le están cobrando a la gente 10 gramas por no robarlos y dejarlos trabajar.

En El Callao ingresan a la zona donde están instalados los molinos y se llevan los carros, los camiones, si el molinero no paga.

Eso en el mejor de los casos porque en el peor, matan al que se resiste a cumplir las órdenes como ya lo han vivido otros que han puesto como prueba su cadáver.

Hacen un llamado desesperado al gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Petri.

Los vecinos le piden que deje de ocuparse del problema de la basura y del ornato público, que son trabajos del alcalde, que a juicio de los vecinos ha abandonado su trabajo, por lo menos en San Félix, y le exigen al mandatario regional que se ocupe del alumbrado público y de la seguridad.

Es casi un SOS que le envían al ciudadano Mayor General Justo Noguera, a quien le explican que a lo mejor él no se da cuenta de la inseguridad porque siempre está protegido, pero que ese no es el caso de los vecinos de Francisca Duarte o de El Callao, para ser específicos.