Hispano-venezolana Muguruza termina con Azarenka y va a semifinales

161

elmundo.com.-Garbiñe Muguruza remontó un set en contra ante Victoria Azarenka (3-6, 6-3 y 6-4) para volver a las semifinales del Premier 5 de Roma.

La hispanovenezolana se sobrepuso a un buen inicio de su rival y a un susto en ese maltrecho tobillo izquierdo para volver a tocar el que hasta ahora es su techo en el Foro Itálico: dos veces llegó a las puertas de la final (2016, 2017); dos veces se quedó en el penúltimo escalón. Su próxima rival será la más dura, Simona Halep.

En ese campo de minas que plantó el sorteo en Roma para Muguruza, en cuartos tocaba Azarenka, la gran resurrección de esta recta final de temporada. La antigua número uno, que llegó a plantearse la retirada este mismo curso, que estuvo más de un año sin ganar un solo partido, ha revivido desde que se puso en manos de Patrick Mouratoglou.

Con Dorian Descloix como entrenador y Francis Bougy ha recuperado sensaciones que hacía tiempo no daba. Las que se ven, como el título de Cincinnati o la final del US Open, y las que no se ven. Dice la bielorrusa que por fin ha vuelto a disfrutar jugando al tenis.

Azarenka ha recuperado la seguridad en su juego. Contra Muguruza, planteó un partido más defensivo, aguantando con solidez en el fondo de la pista y esperando el error de Garbiñe cuando buscara los ganadores.

La caraqueña, mejor al resto que con el servicio, no tenía por dónde plantear el asalto. En el cambio de Azarenka ya no pesan los problemas personales de estos años, la batalla por la custodia de su hijo. Y eso también se refleja en la tranquilidad con que se maneja en la pista.

Mientras el fisio atenía a Muguruza por un pequeño susto en el tobillo izquierdo (el mismo que le impidió estar en Cincinnati, y por el que fue duda hasta última hora en el US Open), la bielorrusa estaba subida a su banquillo, meditando con los ojos cerrados y las piernas recogidas.
Sucesivas roturas de servicio

Tuvo que afinarse Muguruza, en especial desde el resto, su mejor arma en Roma y la tónica dominante de los dos últimos sets: de 19 juegos, 12 acabaron con rotura.

La hispano venezolana espera cambiar el destino, que le fue esquivo en 2016, cuando cayó contra Madison Keys, y en 2017, año en el que se vio obligada a abandonar por culpa de una lesión que sufrió en el cuello durante el calentamiento del partido contra Svitolina. Era el cuarto torneo en el que tenía que retirarse esa temporada.

Y ahora, Simona Halep, la gran favorita. La rumana, cabeza de serie número uno, estaba pasando por encima de Yulia Putintseva cuando la kazaja tuvo que abandonar con 6-2 y 2-0. El historial da razones a cada una.

Por un lado, Muguruza ha ganado cuatro de los seis duelos directos, incluido el más reciente en semifinales del Open de Australia este año. Por otro, Halep se ha impuesto en los dos únicos que jugaron sobre tierra batida. El último, en la semifinal de Roland Garros de 2018, camino de su primer título de Grand Slam.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.