Kamala Harris, la primera mujer de la historia en llegar a la Casa Blanca

296

Lo hicimos, Joe. “Vas a ser el próximo presidente de los Estados Unidos”. La nota la pública la página web La Voz, de Córdoba.

De esta manera, la vicepresidente electa de los Estados Unidos, Kamala Harris, le anunciaba a Joe Biden que a partir de ahora estarán a cargo del país más poderoso del mundo.

Con el triunfo en una las elecciones más reñidas de la historia, Harris es la primera mujer y la primera mujer de color en llegar a la vicepresidencia, hito histórico en un país con pasado esclavista y de segregación racial.

Harris tiene 56 años y nació el 20 de octubre de 1964 en Oakland, California. Es hija de Shyamala Gopalan Harris, una científica especialista en cáncer de mama que emigró a los Estados Unidos desde la India; y Donald Harris, profesor de Economía que emigró de Jamaica para estudiar un posgrado en Berkeley.

En una entrevista, Harris recordó que una de sus abuelas “era pariente del dueño de una plantación de esclavos”. En otra ocasión afirmó: “Soy negra y estoy orgullosa de serlo”.

Harris estudió ciencia política y economía en la Universidad Howard de Washington y se graduó como doctora en jurisprudencia en el Hastings College of the Law de la Universidad de California.

Ejerció como fiscal de distrito en el condado de Alameda desde 1990 hasta 1998. En el año 2000 se unió al despacho de Louise Renne, fiscal de San Francisco, donde ejerció como jefa de la división de Vecindarios y Comunidades.

En el 2003, se convirtió en fiscal de distrito de la ciudad y condado de San Francisco. Allí elaboró un programa de reinserción para delincuentes no violentos sin antecedentes criminales, con pocos graduados (alrededor de 300) pero con una tasa de reincidencia muy baja.

Durante su desempeño como fiscal, se negó a pedir la pena de muerte para el asesino de Isaac Espinoza, quien mató a un policía del departamento de San Francisco. El criminal fue sentenciado a cadena perpetua poco tiempo después.

 

En el año 2009, el entonces gobernador de California Arnold Schwarzenegger anunció la extensión de un plan similar al de Harris, por los buenos resultados obtenidos.

En enero de 2011, fue electa como Fiscal General de California, cargo que desempeñó hasta 2016, cuando ganó las elecciones legislativas por el partido demócrata, convirtiéndose en la tercera mujer senadora por California y en la segunda mujer negra de la historia de la Cámara, primera de ascendencia jamaiquina o india.

Harris anunció su candidatura como presidenta de Estados Unidos a principios de 2020 y más de 20 mil personas acudieron al acto de lanzamiento oficial de su campaña en Oakland, su ciudad natal.

 

Con buenas cifras en el debate demócrata y una cuantiosa recaudación en su campaña de lanzamiento -sólo superada por Bernie Sanders-, Joe Biden la designó como candidata a vicepresidenta. Biden había prometido designar a una mujer como compañera.

Otros de los posibles nombres eran Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts, así como la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, y la exasesora de Seguridad Nacional, Susan Rice.

Una fuente cercana a Biden dijo en declaraciones al periódico The Hill que Harris era una elección “sin riesgo”, ya que no arrastra polémicas a sus espaldas y tiene influencia en el Congreso.

Antes de la designación, más de un centenar de influyentes hombres negros firmaron una carta abierta para pedirle a Biden que tuviese en cuenta la cuestión racial. “No elegir a una mujer negra en 2020 implicaría perder las elecciones”, habían advertido en el texto, según la cadena CNN.

Ahora Biden y Harris tendrán la difícil tarea de gobernar en un país azotado por la pandemia, la polarización y la guerra comercial con China, entre los problemas más importantes que ocupan a la sociedad norteamericana.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.