“La Comisionada Bachelet”

0
273

Verónica Michelle Bachelet Jeria es el nombre completo de la actual Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; es también médico egresada de la Universidad de Chile y expresidenta de ese país, vivió muy de cerca lo difícil al igual que lo triste que es ser perseguida y torturada por una dictadura, en su caso la del General Augusto Pinochet en los años setenta, podría decirse que debería tener una visión clara del horror que se vive en la Venezuela del Siglo XXI y el daño que ha causado y sigue causando el Chavismo no sólo en el país sino en la región incluyendo su Chile natal.

Para el momento en que escribo la presente columna la Dra.Bachelet se encuentra en territorio venezolano, mientras sostiene reuniones tanto con el gobierno como con la oposición los gritos de auxilio se escuchan en las redes sociales y en todos los medios posibles, acción que llevan a cabo todos los afectados por las políticas erradas revolucionarias, de manera tal que la expresidenta no se lleve solamente la perspectiva posiblemente velada del régimen, de la tragedia que aquí sucede y se sufre.

Sin embargo, las primeras horas de visita oficial las ha pasado reunida con Jorge Arreaza en la cancillería, lo que ha motivado un alto contenido en materia de cobertura de los medios oficiales, que ha sido efectivo para el aparato propagandístico del régimen, en este momento en el que está golpeado internacionalmente, aunque no se crea.

Según la agenda de la Comisionada, la cual fue cumplida a cabalidad, el día viernes de los corrientes se reunió con familiares de presos políticos, enfermos crónicos y un largo etcétera en las instalaciones de la Universidad Metropolitana, también con el Presidente Guaidó quién le explicó muy bien y con profundidad la verdad de lo que pasa aquí; pero Bachelet también se encontró con el presidente del Tribunal Supremo, el Fiscal General y el Defensor del Pueblo (que a mi parecer no defiende a nadie), por lo que tiene para este instante las dos visiones, ojalá así sea.

Con lo anterior claro y con ese panorama, la oposición debe y tiene que presentar constantemente clara y de manera amplia la mayor cantidad de información con pruebas de todo lo que se está viviendo para que forme parte del informe que se presentará por parte de la Comisionada y su Oficina ante la ONU; videos, fotografías, estadísticas, testimonios de víctimas en fin todo aquello que ayude a que la visitante se haga una idea global de la tragedia nunca antes vivida en nuestro país y los resultados finales sean realmente tanto imparciales como transparentes para el mundo, se tiene previsto que ocurra el  5 de julio por la gravedad del caso Venezuela.

Indico todo lo anterior, debido a que la “Comisionada” ha recibido críticas en el pasado por no pronunciarse contra Maduro y algunos, especialmente en círculos opositores, le reprochan no denunciar con claridad la situación del país en materia de derechos humanos por lo que será determinante su posición a nivel internacional si aclara la situación observando la realidad sin filtros, en la Venezuela destruida por un sistema que no ha tenido éxito en ninguna parte.

Cabe destacar que hace unos meses la Oficina que dirige Bachelet, envió una misión técnica a Venezuela para evaluar la situación del país y posteriormente ella indicó lo siguiente: “Siempre que me invitan a un país, antes de ir a ese país, quiero asegurarme que las condiciones garanticen que puedo desempeñar mi papel como debería, que puedo ir y hablar con todo el mundo, sería inútil que una vez allí no pudiera reunirme con cualquiera, sería un fracaso de mi función”, esperemos que mantenga su postura, de lo contrario sería terrible.

La necesidad de ser escuchados tuvo a todos los afectados haciendo vigilias en todas partes de Caracas y del interior del país, para llamar la atención de la visitante de Naciones Unidas, empleados petroleros protestaron con pancartas  gritando «queremos nuestros pagos» para que les cancelen los pasivos laborales que les adeudan desde 1997, por su parte, familiares de presos políticos y parte de la sociedad civil manifestaron a las afueras de la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, instando a Bachelet para que visite los principales centros de reclusión, donde se asegura  torturan a los reos.

Enfermos crónicos también protestaron por la falta de acceso a sus medicinas, por muertes de los menores en los hospitales, profesores y maestros gritaron consignas al paso de la caravana de la ONU por calles de Caracas para exigir sus derechos laborales: «Con hambre y miseria no hay educación» decían; en fin, todo hace pensar que la ex presidenta Bachelet algo debe haber escuchado y atará cabos para presentar un informe claro y que no esté viciado, eso esperamos.

Algo realmente importante, lo constituye el hecho de que la Alta Comisionada ha indicado que se instalará una Oficina permanente que monitoreará el grave problema de Derechos Humanos en el país, sin duda es una buena noticia, ya a minutos de partir finalmente Michelle Bachelet dio unas declaraciones en el propio aeropuerto de Maiquetía que quizás dejaron un sabor no tan dulce respecto a lo que pudo decir y no mencionó, los medios internacionales están reflejando la importancia del informe referente a lo delicado de la crisis en Venezuela, estaremos atentos y sabremos si surtió algún efecto para la Comisionada, ver, escuchar y palpar de primera mano el horror, la miseria y hasta la desesperanza para muchos, que ha causado la Revolución Chavista en un país que fue referente mundial de progreso, bienestar y democracia en años anteriores, así de simple y sencillo.

Reinaldo J. Aguilera R.

@raguilera68/@AnalisisPE