La indefensión aprendida

210

Eduardo E. Hurtado*

(Alumnos) una hoja pero nadie la voltee hasta que yo diga, ahora la pueden voltear y responder cada pregunta, y tan pronto la respondan levanten las manos quienes hayan terminado.

La mitad del salón respondió la primera pregunta en segundos. Ahora respondan la segunda pregunta, y nuevamente a la mitad del salón le tomó segundos para responder y levantar las manos.

El resto del salón que no respondió las dos primeras preguntas tenía cara de preocupación. Ahora respondan la tercera y ultima pregunta, y de nuevo la mitad del salón se quedó sin levantar la mano.

Pero, ¿qué paso? El profesor les había dado a la mitad del salón unas preguntas fáciles y las difíciles (sin solución) a la otra mitad de los alumnos, ellos no sabían que las preguntas no tenían solución y al ver que el resto del salón si respondían rápidamente sintieron ansiedad, angustia, temor, rabia, nervios, presión social entre otros tipos de sentimientos.

Lo curioso de esto es que la última pregunta era igual para todos, ¿por qué no respondieron tampoco la tercera y ultima pregunta? Sin ellos saberlo habían sido programado bajo un concepto llamado Indefensión Aprendida y ya el fallar o no hacer nada para responder la pregunta estaba sembrado en sus mentes y por consiguiente decidieron no hacer nada porque consideraron que no valía la pena ya.

La indefensión aprendida es un estado psicológico, se manifiesta cuando una persona comienza a sentir que es incapaz de modificar alguna situación, comportamiento o estado mediante sus conductas.

También podemos afirmar que esta indefensión aprendida se refiere a la condición de un ser humano que ha sido manipulado para que se comporte de manera pasiva, se minimiza su capacidad de acción defensiva ante una determinada situación.

Ya el individuo no responde a pesar de que existen oportunidades reales de cambiar una situación aversiva, ya en su mente está una sensación de circunstancias desagradables y el sacrificio que se le vuelve a pedir no tiene en su interior alguna posibilidad de recompensa positiva.

Veamos algunos ejemplos. En la época del holocausto, los judíos entraban en las cámaras de gases y eran asesinados sin que ellos opusieran resistencia, a veces eran envenenados con monóxido de carbono o con insecticidas sumamente tóxicos.

A las víctimas las seleccionaban para vivir o morir. Para evitar el pánico, los guardias de los campos les decían a las víctimas que iban a ducharse para sacar los piojos, les indicaban que entregaran todos sus objetos de valor y que se desvistieran, luego eran llevados desnudos hacia las falsas duchas y un guardia cerraba y trancaba la puerta de acero.

Los prisioneros eran forzados a transportar los cadáveres a una sala donde les sacaban el cabello, los dientes de oro y las amalgamas.

Los cuerpos eran cremados o enterrados en fosas comunes. Ninguno de ellos oponía resistencia cuando sabían que serían asesinados.

Las ultimas marchas que se trataron de realizar en Venezuela fue una clara demostración de como la sociedad venezolana ha sido programada hacia la indefensión.

Las marchas de la oposición carecían una vez mas de un propósito definido, de objetivos claros, y todas terminaban en una campaña política sin sentido.

Todo ha estado dirigido estratégicamente al agotamiento psicológico y ya nadie quiere saber de las marchas organizadas llenas de promesas y con una falsa sensación de éxito.

La falsa oposición venezolana ha fallado en muchas cosas, o mejor dicho, no ha fallado, ha sido perfecta su participación como dobles agentes dentro de esta Dictadura Científica.

El primer indicio que dieron fue el engañar al país al no exponer las estrategias de guerra psicológica que se estaban llevando a cabo por parte del régimen para adoctrinar a las masas.

La gran mayoría de las marchas las hacían sobre autopista que solo tenían una salida la cual era interceptada por la Guardia Nacional Bolivariana y hasta ahí llegaba toda la protesta, piedras iban y bombas lacrimógenas regresaban.

¡Qué diferente hubiese sido todo si hubiesen coordinado 9 marchas diferentes todas en diferentes puntos claves de la ciudad y con rutas hacia lugares importantes para el régimen!.

Era claro que la intención de las marchas jamás fue derrotar a la tiranía sino usarlas como válvula de escape a la presión social que tenía el país y sus ciudadanos en medio del estrés político dejaron en las calles lagrimas, sangre y frustraciones.

Por otro lado, los ejércitos paralelos que torturaban y creaban terror en los que marchaban venían acompañados de propaganda para atemorizar a los ciudadanos quienes temen salir a luchar para que no les pase lo mismo.

Los militares también entran en esta manipulación psicológica, se les llamó a participar y ponerse del lado correcto de la historia pero ellos mismo han observado lo que ha pasado con los colegas que han sido capturados, torturados y olvidados por el país y su falsa oposición, por consiguiente no se atreverán a revelarse y sufrir las consecuencias.

El llamado que hizo Juan Guaido a los militares fue un fracaso porque solo salieron pocos, y estos fueron abandonados en el exilio, burlados por quienes les hicieron un llamado histórico en defensa del país.

Todo apunta a que fue un plan estratégico para depurar a todos aquellos que pudiesen traicionar al régimen y así van filtrando a los que pudiesen dar una sorpresa a favor de la democracia.

En el caso de la fallida operación Gedeon también fue lo que yo llamo “El Cierre de Ciclo de Adoctrinamiento”, hacía falta un fallido golpe al estilo Bahía de Cochino en Cuba para terminar de desmoralizar a las tropas opositoras dentro y fuera del país.

Fue una operación muy mal planificada pero muy estratégicamente concebida que mata cualquier intento interno de rebelión militar a futuro.

En las situación donde individuos han sido secuestrados por grupos terroristas en el medio oriente se observa como las víctimas son asesinadas en la vía publica y ninguno de ellos ofreció resistencia ante las cámaras, simplemente los bajan de los vehículos, los arrodillan y el terrorista los asesina sin ellos hacer nada por impedirlo, pero esto es lo que sale a la luz publica.

Ya ese ejercicio lo han realizado cientos de veces hasta llegar al punto de que la víctima desee que lo terminen de matar.

Ese ejercicio de bajarlo del vehiculo y arrodillarlo para matarlo ya lo han hecho muchas veces y el individuo dejará de llorar, pedir clemencia o insultar a los pacientes terroristas que esperan este comportamiento de indefinición.

La víctima no sabe en que momento realmente lo asesinaran y cuando menos se lo espera lo sacrifican.

El mensaje y la percepción que envían a los medios internacionales es la de un individuo arrodillado que no lucha vendiendo la idea de que no pueden resistirse.

Todos aquellos que ven estos videos recibirán esa percepción de fuerza y dominio por parte de los terroristas pero es una estrategia de guerra psicológica.

A diferencia de los asesinatos que ocurren en México por parte de los carteles de la droga, la intención es diferente, el crear miedo y usar el asesinado como medida disuasiva para que todo aquel que vea el acto se atemorice.

Al individuo no se le somete bajo la indefinición, al contrario, se le quiere grabar gritando y rogando que no lo asesinen ya que eso produce mas miedo en los enemigos de los otros carteles de la droga y esto genera respeto por las zonas de distribución y transporte, es lo mismo que ha estado ocurriendo en algunas mafias de Latinoamérica por la luchas y control de sus sectores.

En las relaciones abusivas, la víctima inicia una confrontación en contra del abusador, pero este siempre termina ganando la confrontación hasta que la víctima deja de confrontarlo permitiendo y acostumbrándose al abuso diario de este.

La víctima llega a creer que denunciarlo o seguir resistiendo no tiene sentido ni vale la pena.

Esto también ocurre en los estudiantes universitarios, cuando fracasan repetidamente algún examen o materia, pueden concluir que son incapaces de mejorar su desempeño, y esta atribución les impide intentar tener éxito, lo que resulta en una mayor impotencia, fracaso continuo, burlas, pérdida de autoestima y otras consecuencias sociales.

Aquí es donde muchos terminan cambiándose de carrera, no logran entender que la vida está llena de retos y negociar los obstáculos es una prueba dura que debemos aprender a superar.

El sistema de educación carece de consejeros que ayuden al estudiante en sus desafíos o educarlos a enfrentar y solventar efectivamente sus problemas.

Son abandonados y gran culpa de esto la tienen los mismos educadores quienes han sido programados para hacer que los estudiantes fallen y no basados en que estos aprendan.

El sistema de educación tiene que ser actualizado, reevaluado, y reestructurado, no es secreto que mientras mas estudiantes fallen es mas mérito para el educador cuando debería ser al revés, la verdadera medición es cuantos estudiantes has formado.

La timidez extrema puede ocasionar que los seres se vuelvan pasivos generando sentimientos de impotencia.

Los individuos que han sido víctimas de acoso social son un claro ejemplo, la persona no se defiende al principio y termina aceptando el abuso de sus compañeros.

En el caso de la escasez de la gasolina en Venezuela, muchos se quejan pero a escondidas o de lejos.

Temen hacer frente a las autoridades porque sienten que no lograran cambios, sin embargo, cuando mas de 5 personas se han levantado en contra de las autoridades estas han retrocedido dando así un claro ejemplo que lo que los motivó a luchar dió resultado intimidando a las autoridades del régimen.

La indefensión aprendida trae una percepción de ausencia de control sobre el resultado de una situación.

El venezolano siente que no puede hacer nada para cambiar la situación del país, su frustración no lo convence de que en un país de casi 35 millones de habitantes pueda ser dominado por un pequeño grupo de terroristas y narcotraficantes.

Al venezolano se le castiga a diario y al régimen no le importa lo que pasa, aquí se desarrolla aun mas la indefensión aprendida por lo que la sociedad deja de responder y ya no intenta generar un cambio.

Automáticamente se sienta a esperar a que otros resuelvan el problema ya que ellos se sienten incapaces de generar nuevas ideas o mejorar su visión estratégica.

Es el mismo caso del elefante que se acostumbró a la cadena en la pata, piensa que tener la cadena lo limita aunque esta amarrado a una silla, desconoce la capacidad que tiene y su fortaleza.

Las Dictaduras Científicas aplican estas estrategias en la sociedad pobre, es efectiva ya que el ciudadano de bajos recursos siente que la educación es simplemente un camino muy largo y no sirve de mucho, graduarse de profesional en una Universidad para simplemente no tener opciones laborales incitándolo a rendirse sin haber empezado.

Por otro lado esto genera una pobreza generacional, es decir, los padres inducen en sus hijos ese mismo sentimiento y estos adoptan esta mentalidad sin visualizar una forma de escapar de la pobreza.

Esto aumenta por consiguiente el índice delictivo en las generaciones quienes solo ven las opciones que presenta el crimen como medio para sobrevivir, ellos mismos han sido limitados y atrapan a sus familiares en la pobreza.

Los problemas sociales resultantes de la indefensión aprendida pueden parecer inevitables para quienes están atrincherados en la desesperación de no saber que camino tomar.

Sin embargo, existen varias formas de reducirlo o prevenirlo. Como siempre digo “Para resolver un problema primero debemos entenderlo” las personas pueden inmunizarse contra la percepción de que los eventos son incontrolables aumentando su conocimiento al entender que están siendo manipulados y de que manera los manipulan.

El individuo cuando alcanza un nivel de objetividad optimo logra identificar una manipulación de inmediato, sabe cuando una persona está manipulando y ese reconocimiento automático hace que rechace el mensaje de programación con el cual se le quiere condicionar.

La terapia cognitiva se puede utilizar para mostrar a las personas que sus acciones marcan una diferencia rebozando así su autoestima al igual que las técnicas de alta injerencia desarrolladas para sacar a las personas del estado de negación.

El latinoamericano vive situaciones políticas donde la constante manipulación son de forma reiterada y las acciones de la sociedad en contra del control social generan el efecto inverso al deseado.

La sociedad en determinado momento se sientes incapaz de hacer algo ante ello y ante la complicidad de quienes deberían impedir que esto siga sucediendo se produce la decepción tornándose todo incontrolable, esto desencadena la apatía por parte de cada ciudadano ante el problema.

Por eso es que ahora vemos ciudadanos con características de ZOMBIES caminando por las calles, son individuos entregados y dominados por la desesperanza.

Si la indefensión tiene consecuencias que afectan directamente la autoestima afectándola negativamente entonces el rol de un líder emergente que motive al cambio es urgentemente necesaria.

Por eso la llegada de Juan Guaido generó un efecto positivo en su momento, su llegada logró “borrar momentáneamente” esa indefensión a través de una realidad alternativa para resolver los conflictos del país y nos sentimos capaces por nosotros mismos de cambiar las situaciones adversivas del chavismo.

Había una falta de motivación porque una fase inicial de indefensión ya se había instaurado, la franquicia cubana sabía que un líder emergente real representaría un peligro y por ende era vital sembrarlo antes de que naciera por si mismo.

Sin saberlo nos habían llevado por la emboscada una vez mas, nos dejaron de nuevo en manos del destino.

Sea como sea, hay que evitar que la indefensión nos deje inactivos, esto puede ocasionar mas depresión y ansiedad.

Para salir de la indefensión es muy importante que se generen expectativas positivas sobre el resultado de lo que se quiere lograr en el futuro.

Se debe entender que cada ciudadano es responsable por conseguir esos cambios a pesar de los esfuerzos, y sobre todo que el control está en nosotros y no en el ambiente.

El régimen sabe que mantener la desesperanza mantiene la indefinición y por eso alimenta al venezolano a diario con caos, crisis, chisme social y manipulación novelesca.

Las dendritas de cada venezolano necesitan estimulación positivas para que la célula se active, la forma más agradable y gratificante de aumentar las dendritas es «conocer e interactuar con personas inteligentes» que nos enseñan más.

Por eso es que la educación en un país sometido por una tiranía contemplará siempre hacer al individuo cada día mas ignorante.

El venezolano no puede vivir en una ludopatía eterna, el país está trastornado apostando a que una falsa y cómplice oposición gane y de manera persistente pierden adrede.

El cambio en Venezuela se acerca, sin embargo no es lo que el país necesita ni requiere, viene acompañado de mucho fraude y manipulación.

*MBA Strategy Security Advisor
www.visionestrategica.us

Autor de los libros titulado:
La Franquicia Cubana, Una Dictadura Cientifica
Oficial de Seguridad Privada.

Sígueme en mis redes sociales:
Instagram: SoyEduardoHurtado
Twitter: SoyEHurtado
Facebook: LaFranquiciaCubana
Youtube: eduardohurtado1
Blog: EduardoEHurtado

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.