La oposición no puede seguir haciendo política por Internet

239

Henrique Capriles  Radonsky  afirmó que él es un constructor, no un destructor y     que la oposición no puede continuar haciendo política por Internet. En una larga entrevista el dirigente político fijó posición sobre lo que sucede en el país. Si, es muy larga, pero ojalá amigo lector tenga la paciencia de leerla completa. Vale la pena aunque no se coincida con él.

Quien fuera candidato presidencial de la oposición en el 2013, cuando nadie quiso, como dijo Capriles; gobernador del estado Miranda y alcalde de Baruta demuestra dos cosas: Que repite el mismo discurso desde el 2012 y que hay quienes creen que dentro de la oposición hay quienes son de primera y quienes son de segunda.

Dejó en claro que gracias al “destructor” de Miraflores como llamó al presidente Nicolás Maduro, ya no puede hablar por algún medio de comunicación social y que lo poco que le publican es tergiversado.

Por eso le pidió a sus seguidores que vayan a la calle y le cuenten a la gente lo que él quiere decir.

Algo así como le dijo Jesús a sus Apóstoles, cuando se les apareció la primera vez después que resucitó.

Tergiversar lo dicho

“No se porque hay tanto empeño en tergiversar lo que uno dice; no sé porque permitimos que el odio dirija las acciones, porque yo puedo tener una divergencia pero arranca toda una campaña y no lo puedo entender por lo que no voy a caer en el lenguaje escatológico y de la descalificación” advirtió.

“Creo que este país tiene claro el amor que yo siento por él, yo si se cuánto quiero este país porque los mejores años de mi vida los he puesto al servicio de mi país, yo soy un constructor no un destructor, el destructor está ahorita en Miraflores, soy un constructor tengo una hoja de mi vida, la discrepancia no es a cuenta de unos centavos, este país me conoce muy bien y sabe,” agregó.

A los venezolanos no les interesan los problemas de la oposición

En este momento a los venezolanos, a la mayoría, no les interesan los problemas de la oposición. No me he olvidado de la persona que conocí en el último pueblo, no logré por lo que luchamos, la lucha es desigual, nos enfrentamos a un monstruo, nos enfrentamos a una pandemia, nos tratamos de cuidar todos porque Maduro no cuida a nadie, dijo Capriles.

“Dónde encuentra usted una prueba PCR o una prueba rápida, Maduro tiene destruido el sistema de salud, quien ha visto en un centro de salud lo que llega a un CDI. Todas esas cifras que dan de la pandemia es una gran mentira. El covid está disparado pero todavía no hemos visto lo peor”, asegura el dirigente político de oposición.

El de Miraflores no deja que me vean o me escuchen pero lo que me queda claro es que hoy el país vive una tragedia y debemos pararla. Yo pregunto es ¿Qué las cosas van bien? , contó durante su Facebook live.

Hay gente que me pide que no de  malas noticias, pero lo que se trata es visibilizar a los que no tienen voz, acotó.

Calificó como debates estériles el que se da en las redes. La idea no es encadenarme pero espero en 30 minutos decirle cuales son las decisiones que tomé. No estoy pensando en quitarle la silla a nadie. Mi manera de ser es decir la verdad, es ser frontal. Hay gente que no le gusta, pero no vengo a buscar aplausos ni comentarios. No odio a nadie pero si hemos cometido muchos errores y sé que mucha gente piensa como yo.

Vivir una pesadilla

Capriles durante su intervención mencionó el trabajo que pasa la gente en Venezuela y ¿Dónde estamos nosotros como clase política? Hemos visto que la gente muere y también como es el vía crucis para enterrarlo,  la cola que debe hacer para poner gasolina y Maduro no dice ni pio pero nosotros tampoco.

“Si fuera a una cola y le preguntara a la gente, ¿Vio lo que dice este partido sobre el otro? Estoy seguro que nadie está pendiente de eso”.

“Yo pregunto: ¿Vamos a pelear por una botella vacía? ¿Vamos a seguir viéndonos los pies, o el ombligo? ¿Saben cuántas protestas hay por agua, por gas?”

“Yo quiero muchísimo no solo a los que están aquí sino a los que se fueron, porque los venezolanos que están afuera no todos son iguales; hay gente que está bien, que tiene todo y le dice a los que están aquí adentro, que a Venezuela hay que apretarla, y apretarla”.

Me pregunto: ¿Es que no nos hemos dado cuenta que más difícil se la pongamos a la gente  se hace más pobre, más se debilita ese tejido social?

Entonces esa es una gran mentira. Hay quienes creen que en la medida que la gente se quede sin comida y gasolina, saldrá a la calle a sacar al régimen cuando no nos hemos dado cuenta que lo que estamos es acabando con el país, agregó.

Enchufados y alacranes

Los que están empeñados en acabar con el país porque creen que así la gente saldrá a la calle y sacará al destructor de Miraflores, crearon unos términos como enchufado y alacranes, citó Capriles.

Llaman enchufados a los empresarios que aún siguen en el país y que trabajan por el país con el gobierno que está y llaman alacranes a quienes no están con ellos pero hay más de uno tratando de cambiarse la camisa para  ser electos nuevamente, a pesar de que cuestionan al gobierno.

¿Será que nosotros ya no somos democráticos? Tenemos un gobierno autoritario entonces la oposición se va a convertir en lo mismo, dice. “Yo quiero un país libre, democrático”.

Se refirió entonces al comunicado de la iglesia quien hizo el llamado a participar y en estos días el comunicado mío que también  trata de abrir camino, decidieron empezar todo un bombardeo, «Capriles está rompiendo con la unidad”.

Yo pregunto, ¿Qué es la unidad? Yo creo en la unidad, en la reconciliación, creo que este país tiene que tener oportunidades para todos. Yo he defendido eso, cuando construimos una escuela la escuela no era para los opositores, era para la comunidad.

Nosotros no somos esta fábrica de pobres que está en Miraflores, acota y advierte: la unidad es un medio no un fin, la unidad no es una consigna, tiene que tener un plan, yo pregunto nosotros acompañamos un plan de manera desprendida.

La Operación Libertad de la mara de cambures

Capriles asegura que nadie puede decir que no haya acompañado esa ruta que se presentó siempre sorpresivamente. El 23 de enero fue sorpresa, y yo buscando como defender sin saber pero no importa defendíamos, nos presentaron una ruta para ya sin margen de maniobra sin explicación, ¿Qué pasó? ¿Alguien explicó todos los errores a la gente, al ciudadano? Porque debemos rendir cuentas porque usted merece que le digan la verdad, dijo.

¿Aquí qué paso el 30 de abril, a alguien se lo explicaron, cuando le dijeron en la mañana terminó la Operación Libertad, o es que acaso pretenden borrar a los soldados asustados? Todo el mundo recuerda el poco de cambures, dijeron hemos tomado la Carlota y resulta que nunca pusieron un pie allí. Yo sí creo en la unidad, sí, pero con un propósito, sin falsedades sin fantasías.

No podemos seguir jugando a ser gobierno en Internet. O usted es gobierno o usted es oposición pero no se pueden ser las dos cosas, no se puede seguir obviando la realidad frente a nuestros ojos, precisó.

Quién está en el poder? Maduro, aquí no hay nadie más opositor que yo. Me han hecho la vida imposible. No se trata de mí. No se trata de unas gotitas de poder. No podemos seguir con unos disparates de que unos embajadores, debemos asumir lo que somos. Somos opositores para salvar al país de esta tragedia y estamos obligados a eso.

Ya gasté los 30 minutos y eso pasa cuando uno tiene tiempo sin hablar. Antes podíamos hacerlo pero como el régimen nos cerró todo, en esa decisión de optar por el realismo, el tiempo se acabó, señaló Capriles.

Porque en el tema político a veces es bueno recordar, en el 2015 ganamos la AN y con ese poder que da el pueblo y Maduro no está allí porque el pueblo le dio ese poder, él está allí porque los militares lo mantienen, las derrotas son huérfanas, los triunfos no.

Aquí la verdad es que siempre ha sido esto una carrera de obstáculo, pues esa AN del 2015 nuestra constitución que debemos defender, si Maduro la pisotea nosotros no debemos hacerlo también, es decir, ¿Sí alguien roba eso da patente para robar? El usurpador es Maduro. Esa AN se termina el 5 de enero del 2021, agrega.

La gente que pregunta ajá Capriles: Pero ahora las cosas son peor que antes. Sí, es cierto, Venezuela está destruida, es la negación de todo.

 

No fue un ejército del Sebin quien sacó a los presos políticos

 

Seguro que Juan (Requesens) me está viendo: Sabes de la admiración que te tengo, Dios te bendiga a tí y a tú familia, saben cuánto tiempo tenía yo pidiendo la libertad de Juan, buscando caminos de política, a quienes tenían a Juan allí en esa cárcel. La política no es lineal. Debemos abrir camino. ¿Fue un ejército que entró al Sebin y liberó a Juan? No. O se abrió una puerta política?  Él  fue liberado a cambio de nada, a quienes es muy fácil decir Juan sigue allí, no fue un trueque, dijo.

Sabemos a lo que nos enfrentamos, de aquel lado hay gente muy mala pero que sé yo si hay gente buena callada, pensando igual que yo.

No creo en la guerra, muchas veces se los he dicho, soy nieto de sobrevivientes del holocausto, mi abuela me enseñó a no odiar, no es síndrome de Estocolmo, abro caminos, y como esos otros presos, como puede haber tanta miseria en algunas personas para decirle a alguien que está en la cárcel, no, no salgas, ¿Y tú estás libres y le vas a decir a otro que no salga?

No puedo estar de acuerdo, y en esa de buscar caminos, ayer me estaban disparando porque sale una declaración que la tergiversan: Capriles está negociando con el canciller de Turquía, cuando, yo no me he enterado y  fue una llamada del canciller que me hizo para hablar conmigo.

A Venezuela hay que salvarla. Hay que abrir caminos, sin duda alguna, se agotó lo que había y sé muy bien a lo que me estoy enfrentando, afirma.

Estoy clarísimo, pero en eso de buscar caminos, me puse a estudiar la transición de la tierra de mi abuela en Polonia, me disculpan que la ponga como ejemplo, quizás la persona que más tengo clavada en mi corazón.

La rendijita

 

Miren Lech Walesa, cuando Polonia estaba gobernada por el PC se convocó un proceso y el PC en esas elecciones se reservó todos los escaños, menos el 30% y Walesa dijo vamos a pelear por eso. Un año después salió el gobierno del poder, cuántas transiciones se dan a partir de un hecho político, unas elecciones con todas las adversidades, advierte.

Nos hemos enfrentado participar o no participar es un falso dilema. El dilema es luchar o no luchar. No soy candidato tengo una inhabilitación. El tema es como esta elección nos permite abrir caminos.

Maduro hace todo lo posible para que la gente no haga nada, porque quiere dejar una rendijita porque él quiere  un régimen autoritario. No se trata de legitimar a un gobierno por ir a un proceso electoral que toca, como dijo la iglesia, es no pero no hay un plan.

Los únicos hechos políticos son cuando la otra parte está incorporada,  lo que pasa es que se lo prometieron de hoy para mañana, y buscan excusas cuando no pasa.

Antes decían que no habrá intervención extranjera, cuando antes decían que todas las opciones estaban sobre la mesa, el gobierno no quiero ni dejar una rendijita pero si la deja debemos meter la mano y después el pie, ¿Quién sabía que iban a dejar libre a todos los presos políticos?

Lo único que puedo garantizar es que si lucha hay resultados, pero si  no hay lucha no hay resultados.

Parece que un sector de la oposición quiere mantener el status.

Si no vamos a las elecciones qué hacemos?  ¿Vamos para una guerra de culpas?

La pelea es peleando no es tuiteando, estamos enfrentando a un régimen que no es democrático, buscando un hecho político que moviliza a través del voto, o es que acaso aquel que espera el Clap sometido por paramilitares que le queda? Ese voto, ese derecho. Debemos pelear por ese derecho que no nos van a regalar.

Volvió a recordar que ninguno de esos líderes en el 2013 quiso asumir la candidatura porque no había chance. Y la gente que me quería me decía no lo hagas, te vas a quemar, no hay manera de ganar,  cuando lo importante era mantener la opción de cambio, yo estaba 20 puntos abajo y sin embargo fue un triunfo.

Vamos a luchar, ese es todo el dilema, hay unos plazos que nos pusieron, vamos a pelear por las condiciones, me enteré  por primera vez en 14 años que se invitan a observadores internacionales, ojalá sea cierto y acepten y sirva para salvar al país, hay unas alcabalas que hay que sortear.

Y recuerden no es legitimar, nadie está diciendo que con esta elección resolveremos la crisis del país, pero no podemos dejar de luchar, yo quiero que este país vuelva a tener alegría  y si convoco al país a luchar y a movilizarse, ni le vamos a regalar a Maduro nada, y si pretende quitárnoslo va a ser peor para él.

Si nos lo va a quitar tiene que hacer el esfuerzo, algunos creen que siempre se puede salir con su voluntad cuando a la larga mejor es jugar a la democracia

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.