La Unidad del 2015

0
199

Rodrigo Hidrogo

Lo logrado en diciembre del 2015 parece una situación difícil de repetir. La unidad llegó con más de 14 millones de votos y 112 diputados.

Es increíble observar cómo se despilfarró aquel fenómeno electoral.

Es importante precisar que en aquella oportunidad se llegó con la tarjeta de la UNIDAD, la de la manito,  y sólo bastó que comenzara el año 2016 para que un grupo de partidos desde ese momento se abrogaran la representación de la oposición venezolana a través de lo que bautizaron como el G4 (AD, PJ, UNT, VP).

Esta situación ya hablaba por si sola de lo que estos actores progresivamente desarrollarían, desde exclusiones y monopolios o control político de la oposición.

Exclusión, porque se comenzó a excluir todos los demás factores representados en la Asamblea Nacional y en general en la oposición.

Algo muy dañino ya que si hablamos que luchamos contra un régimen totalitario y con poder la idea es hacer lo contrario, es decir incluir y armonizar con todos los factores.

Control político porque este G4 tenía control de todo el poder de decisión y además se autoerigían en representantes legítimos de la oposición frente a la comunidad internacional, tal como sucedió.

Este G4 mantuvo el control de la oposición y el Parlamento durante los primeros cuatro años. Y cada año con una particularidad.

En el 2016 fue AD con Henry Ramos.

En el 2017 fue PJ con Julio Borges.

En el 2018 fue UNT con Omar Barboza.

En el 2019 fue VP con Juan Guiado.

En el 2019 el G4 se consigue con un diputado inexperto como Juan Guiado y lo comienza a controlar.

Éste se deja convencer y asume que sus jefes eran Henry Ramos Allup, Julio Borges, Leopoldo López y Manuel Rosales.

La  posibilidad del año 2019 de llegar al poder, coloca a cada uno de estos actores  en posición de activar sus propias estrategias y sacar mejor provecho de esta situación.

Comienzan así las diferencias, las divisiones y más aún la falta de coherencia y claridad en las estrategias.

Podemos mencionar como ejemplo la locura del 30 de abril. Este hecho es atribuible al G4 y en especial a Leopoldo López

Y con esta acción se puede asegurar que la oposición se termina de fraccionar y transitar un camino sin brújula.

Tanto es así que de allí en adelante se pueden medir las convocatorias y como se vino a pique el respaldo de la gente en la calle.

Por esa fecha un vocero de USA criticaba a la oposición diciendo que tenían 40 candidatos y no se ponían de acuerdo.

El G4 continuo el 2019 excluyendo y sin estrategia clara pero si aprovecharon para enriquecerse los altos jefes y su entorno.

Así por ellos surge la pregunta del famoso Don Omar: Dónde está la plata del concierto y aparece Humberto Calderón Berti denunciando no solo el Cucutazo, el despilfarro y la corrupción con la ayuda humanitaria sino también con importantes empresas del Estado en manos del Gobierno Interino de Guiado, como por ejemplo Monómeros en Colombia dónde ya existen investigaciones serias.

Pero eso no queda sólo allí. También la oposición del G4 le pone la mano a Citgo, a Alunasa y otras dónde está metida la mano de Allup, Rosales, Borges y López (G4) como los bono de Pdvsa, 20/20.

Es importante señalar que hoy el G4 no le ha hablado claro al país.

Ellos saben desde hace algún tiempo que no va haber Cese de la Usurpación porque ello depende de una intervención militar que no va a ocurrir y que un sector del G4 no aprueba (AD y UNT).

Pero que tampoco va a suceder un alzamiento militar, menos con el espantoso mensaje que mandó  Juan Guiado a los militares desertores que quedaron en Colombia a la suerte de Dios.

Ellos saben incluyendo  Guaido que aquí el camino es electoral, solo que el propio Guiado es preso de su propio enredo y además de la comunidad internacional que lo ha financiado hasta más no poder.

Por cierto también en el tema de la corrupción del gobierno interino existen personas cercanas al diputado Guiado acusadas de enriquecerse y otros de reunirse con personeros que financian al régimen delincuente de Nicolás Maduro. (De esto existen pruebas) cómo es el caso de Alejandro Betancourt.

Hoy la mitad del G4 se aleja cada día más de Guiado porque unos quieren participar en las elecciones parlamentarias y bajo perfil están acordando con el régimen y otro sector no quiere participar.

En definitiva el G4 ha sido el gran destructor de la unidad que tuvimos en el 2015 por excluir, manipular y por tantos hechos de corrupción en el 2019.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.