Las “viudas” de Donald Trump

529

Carmen Carrillo

Joe Biden es el nuevo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Es el número 46 y significa el regreso de los demócratas a la Casa Blanca.

Jamás en la historia política de Venezuela había habido tanto interés en la elección del próximo presidente de los Estados Unidos.

En la redes sociales el llanto de los venezolanos es más profundo que el de los republicanos o el de Donald Trump, quien en apenas cuatro días demostró todo lo que no se debe hacer en política. Son sus “viudas”.

El ahora expresidente parece que se hubiera leído un manual de política elaborado por los amigos de la MUD en sus buenos tiempos.

No dejó ni una sola cosa sin hacer. En serio. Llegué por un momento a pensar que tenía a su lado a Henrique Capriles y a Andrés Velásquez asesorandolo pero me acordé que no hay vuelos y es difícil llegar nadando; sino pregúntenle a los cubanos.

La mejor parte fue cuando presuntamente “encontraron las cajas de votos de Trump”; allí me acordé de Aristóbulo Isturiz y la Causa R en 1993, cuando Andrés Velásquez le “entregó” la presidencia a Rafael Caldera como dijeron sus adversarios en esa ocasión.

Por supuesto, también de Henrique Capriles en el 2014 cuando “ganó” y no sacó su gente a la calle a defender ese “triunfo” como dicen los adversarios del primer “Golden Boy” de la política; el segundo es Leopoldo.

Donald Trump fue un accidente político en la historia de los Estados Unidos, como lo fue Hugo Chávez y su revolución bolivariana así que hasta en eso se parecen.

Ambos llegaron colándose por la baranda, como se diría en términos hípicos. Se enfrentaron a lo establecido y triunfaron pero, aquí surge un pero.

La democracia norteamericana se forjó con hombres que primero se enfrentaron a Inglaterra y prefirieron lanzarse a la aventura y buscar otras tierras para vivir; segundo arrasó a un continente de nativos; se enfrentó a Inglaterra y a Francia en la lucha por su territorio; se enfrentaron entre ellos por un modelo político económico donde el hombre blanco sometía al hombre negro y fueron unos blancos los que acabaron con ese modelo, (la guerra de Secesión) y finalmente sobre unas bases constitucionales básicas, las mismas desde hace más de 200 años, construyeron una nación.

Los republicanos y los demócratas en un ejercicio de libertad política aceptaron el resultado en el que insurgió Trump porque siempre han tenido claro que lo importante es mantener vivo el espíritu que los hizo nación.

Pero cuando Chávez, perdón Trump, quiso abusar de su fuerza para hacerse una chaqueta a su gusto, utilizando para ello al país, los partidos políticos entendieron que la cosa no pintaba bien y unieron esfuerzos cada uno en su espacio político y lo derrotaron.

Todo aquel que no tiene talante democrático utiliza los mismos recursos: Me robaron, aparecieron las cajas con los votos, partimos la pantalla, designa “protectores de estado”.

En Venezuela se impuso Chávez después de 1999, a pesar de su torpe manejo del deslave de Vargas donde murió tanta gente porque los partidos políticos venezolanos ya estaban demasiado pervertidos.

En el pasado, el solo hecho de haber postulado a dueños de medios y a empresarios, a candidatos a diputados al Parlamento ya era motivo suficiente para saber que quienes estaban en esas organizaciones políticas no tenían la más pequeña idea de la política.

No son malos esos candidatos, no, sólo que ellos se representan asímismos, no a un colectivo.

Chávez siempre fue más hábil: Él postulaba a periodistas y a sindicalistas que en el fondo tampoco tienen la más pequeña idea de la política pero son más fáciles de manejar y representan a colectivos.

Esos experimentos de tomar fuera de la política a quienes dirigirán los destinos de una nación salen caros. En Estados Unidos lo saben por eso el sistema generó sus mecanismos de reacomodos.

En Venezuela aun lo estamos pagando.

Ah, antes de que se me olvide, Melania a lo mejor se divorcia de Trump muy pronto. Es muy difícil vivir con un señor tan autoritario que seguramente siempre saca en cara que es un hombre poderoso. El mundo entero lo vio. Ella lo soportó mientras estuvo en el ámbito de lo privado pero ahora es público.

 

 

 

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.