Madre warao denuncia muerte de dos hijos

213

Prensa Kape Kape.-El brote de una enfermedad que los pobladores definen como «lechina» habría sido la causa probable de la muerte de dos niños waraos en Guakajara de Pedernales.

La madre indígena Militza Silva, señala que el brote comenzó en los primeros días de diciembre de 2019, con síntomas de fiebre alta, enrojecimiento de los ojos y apariciones de burbujas en todo el cuerpo, afectando a todos los miembros de  la familia, en especial a los niños.

Militza Silva es una madre de 25 años con seis hijos, el menor tiene un año y la mayor está por cumplir los 11.

Los dos niños fallecidos tenían cuatro y siete años respectivamente. En su testimonio, asegura que también sufrían de cuadros diarreicos, vómitos, enfermedades de piel y gastrointestinales.

«No tenemos dispensario en nuestra comunidad, no hay nada de medicina y la ciudad nos queda muy lejos» asegura la madre warao en su lengua originaria, mientras muestra el rastro de la «lechina» dejada en el cuerpo de sus hijos.

De igual forma, la madre warao relata que se vio obligada de sacar a sus hijos de la comunidad y trasladarse hasta Tucupita en busca de atención médica «en estos momentos estoy con unos familiares en las Malvinas» alega la indígena mientras espera su turno para una consulta médica.

Guakajara de Pedernales es un asentamiento de familias waraos localizado en la densa selva del Delta del Orinoco, en la ribera del caño Manamo, municipio Pedernales.

La comunidad está conformada por, al menos, 100 familias que no disponen de los servicios indispensables como agua potable; sus habitantes consumen agua directa del río, tampoco cuenta con las redes de agua servida, energía eléctrica ni transporte fluvial que le garanticen un traslado rápido hasta la ciudad en caso de emergencia.

Al igual que los pequeños de Militza, decenas de niños y niñas mueren por enfermedades no diagnosticadas por la falta de atención médica en sus comunidades.

Ante la falta de exámenes médicos y consultas para determinar la causa y cura de sus padecimientos, las familias recurren a conjeturas y conocimiento ancestral para ofrecer algún paliativo.

Adicionalmente, muchos de los padecimientos de los niños y niñas se ven agravados por serios problemas de nutrición y enfermedades estomacales provocadas por el consumo de agua no tratada.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.