Bielorrusia: Rusia presiona para fusionar ambos Estados a cambio de energía

0
167

El País.-Lukashenko y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no han llegado a un nuevo acuerdo comercial energético y Rusia está restringiendo el suministro a su vecino.

Lukashenko se ha cansado y ha amenazado a Moscú con extraer el petróleo ruso directamente del oleoducto que transita por su territorio hacia Europa, y con buscar proveedores alternativos, incluso si son más caros, “para no arrodillarse” ante Rusia.

“Entienden que la integración se traga Bielorrusia. Eso no es integración, es una incorporación. Nunca iré hacia esto”, aseguró Lukashenko durante una visita a una planta papelera en el sureste de Bielorrusia, según cita la agencia estatal Belta. El presidente bielorruso, que ha gobernado con mano de hierro su país durante 25 años, se mostró rotundo al afirmar que ni sus ciudadanos ni los rusos desean la fusión. “Siempre lucharé para que nuestra tierra siga siendo soberana e independiente”, recalcó.

Durante los últimos meses, las informaciones que insinúan los deseos del presidente ruso de crear una superpotencia uniendo Rusia y Bielorrusia se han multiplicado.

Esa opción permitiría a Putin convertirse en el líder de ese nuevo Estado de la Unión y permanecer de alguna manera en el poder cuando termine legalmente su mandato en 2024; además de los cambios en la Constitución que ahora Rusia tiene en marcha, han señalado los analistas.

Sin embargo, Lukashenko se ha negado categóricamente a la opción de la fusión entre las dos ex repúblicas soviéticas, según remarcaron fuentes cercanas al líder bielorruso a Bloomberg.

La tensión ha crecido durante los últimos meses entre los dos países. Putin y Lukashenko han mantenido muy buenas relaciones de cara a la galería, se ven frecuentemente, esquían juntos, juegan al hockey juntos y se reúnen para almorzar —casi siempre en la residencia oficial de Putin en el mar negro, en Sochi—. Pero los hechos últimamente están demostrando que esos vínculos no parecen ser suficientes.