Me preocupa la pronta llegada del invierno a Venezuela

0
261

Estamos en guerra contra un enemigo peligroso, que no amenaza, sino que arrebata vidas humanas sin importarle sus ideologías; si pudiéramos tenerlo de frente le diéramos un puñetazo  y enseguida nos ponemos en guardia para darle hasta con los pies; pero es imposible, porque no lo podemos ver ni tocar, mientras el penetra en nuestro sistema inmunológico y nos acaba sin piedad y sin poder defendemos de él, a menos que acatemos las instrucciones que son la única forma de defendernos de este enemigo invisible, escuchando y siguiendo las recomendaciones oficiales que hoy vemos y multiplicamos en nuestras redes sociales.

Henry Arias, secretario de Trabajo y Reclamo de Sintralcasa es quien hace esta disquisición.

Señala que no son inventos, son consejos que vienen surgiendo de otros países que ya vienen luchando contra el coronavirus, estudiando sus debilidades para saber cómo defender nuestro sistema inmunológico y lograr destruir este demonio viralizado, que ya ha cobrado muchas vidas en el mundo; hasta obligar a que la Organización Mundial de la  Salud decrete la Pandemia Mundial.

Hoy todos necesitamos ayudarnos y cuidarnos unos a otros, desde los más pequeños hasta los más grandes. En estos momentos de alarma mundial por la salud, el pueblo no puede permanecer viendo una lucha política interminable, por más razones ideológicas que tengan, dice.

Tienen al pueblo entre la espada y la pared, cuando no es el momento de la política partidista, sino de afianzarnos en la política social por el ciudadano venezolano.

“Nicolás Maduro pide la Ayuda del FMI para luchar contra el coronavirus y salen muchos a pegarle la torta en la cara, explica.

Juan Guaidó pide que se retome la ayuda humanitaria y que está pueda entrar a Venezuela para paliar la situación de crisis en la salud y poder luchar contra el coronavirus y salen los otros y pooom, le pegan también la torta en la cara”.

Mientras en el mundo político no se ponen de acuerdo y nos inducen a seguir líneas de confrontación, la mayor parte de la población está temerosa y preocupada por lo que acontece en el mundo y no es para menos porque el coronavirus viene matando gente en países desarrollos, acota.

El anuncio obligado de cumplir con la cuarentena, nos obliga también a tener abastecida las despensas y neveras en nuestros hogares, cosa que se nos hace imposible de cumplir, porque además de la  prohibición de salir de casa, si lo haces debe ser acatando el uso de mascarillas y guantes, que tampoco podemos comprar, advierte.

“Comprendemos la emergencia, sin embargo ya viene ocasionando serios descontentos, e impaciencia en la gente que se ve y ve a sus hijos y ancianos en las comunidades indefensos ante el mortal coronavirus y sin contar con la ayuda y la logística que debe proveer el Estado, para proteger al ciudadano en esta emergencia, donde se escuchan imposiciones imposibles de cumplir; pareciera que quienes anuncian las medidas, solo tratan de salvar su responsabilidad con solo dar órdenes al estilo militar sin importar las condiciones críticas del pueblo”.

Algo se tiene que hacer bien en un país que tiene a dos ciudadanos parodiando a presidentes, ante un pueblo espectador en estado de indefensión, asustado y hambriento en medio de una pandemia Mundial que amenaza con cegarle la vida, agrega.

Es hora de las grandes decisiones para ayudar al pueblo venezolano que en este momento necesita ayuda, dice.

Nicolás Maduro hace la solicitud de ayuda ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) de un préstamo para luchar contra el coronavirus en resguardo del pueblo y Juan Guaidó a su vez retoma y pide que entre la ayuda humanitaria para hacer más viable la lucha contra el coronavirus brindándole atención al ciudadano, expresa Arias.

Ambas solicitudes son apoyadas por el pueblo que en las bases teme por las pronta llegada de las lluvias, que para nadie es un secreto que trae muchas enfermedades tan mortales y que ante la pandemia mundial podría complicarnos las cosas aún más, sobre todo aquí en el estado Bolívar, donde en tiempos de lluvia la fiebre, paludismo, dengue, enfermedades respiratorias, infecto contagiosas, etc, aumentan.

Ante la evidente indefensión del ciudadano venezolano de cara al Covid19, es hora de que nuestros políticos aparten sus ideologías y se metan en cuarentena en el hemiciclo de la Asamblea Nacional, para debatir cara a cara entre diputados electos por el pueblo, cómo vamos a enfrentar está Pandemia en Venezuela, para brindarle protección al pueblo más allá de las órdenes militares.

El reencuentro de todos los diputados en una sola Asamblea Nacional, tendrá como objetivo devolverle a este espacio democrático su legitimidad ante los ojos del mundo y sin dejar dudas de que vamos a luchar juntos contra el coronavirus, afirma.

“Con esta legitimidad la Asamblea Nacional podrá refrendar el pedimento de ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) y ser garantes de su uso y administración ante los ciudadanos. Todos los diputados a su vez deben acompañar junto a Juan Guaidó el pedimento de la entrada de la ayuda humanitaria y ser garantes de su administración”.

Los venezolanos merecen respeto y atención de nuestros políticos y sobre todo en estos espacios de supremacía y en el momento que estamos viviendo, si es que nuestros políticos entienden que el pueblo se valora como ser humano brindándole atención y la mayor suma de felicidad posible y no por el voto que emite y por el cual siempre lo llevan bajo engaño.

Coincidamos en luchar contra el Corona Virus y luego nos contamos, concluye.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.