Miguel Cabrera conectó su jonrón 474 de por vida en derrota de los Tigres

0
179
DETROIT, MICHIGAN - AUGUST 15: Miguel Cabrera #24 of the Detroit Tigers celebrates his fourth inning home run with Niko Goodrum #28 while playing the Seattle Mariners at Comerica Park on August 15, 2019 in Detroit, Michigan. Gregory Shamus/Getty Images/AFP == FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY == BBA-BBN-BBO-SPO-SEATTLE-MARINERS-V-DETROIT-TIGERS

El Universal/Alberto Velásquez.-Un envío de Tommy Milone ante Miguel Cabrera que terminó en las butacas ubicadas entre el jardín izquierdo y central del Comerica Park, significó el jonrón número 474 de por vida para el maracayero.

Aunque con su noveno cuadrangular de la campaña, Cabrera no pudo evitar la derrota de los Tigres de Detroit 7 por 2 ante los Marineros de Seattle, logró instalarse en el puesto 33 de la lista jonronera de todos los tiempos, antes en poder del puertorriqueño Carlos Delgado.
Kyle Seager lideró la ofensiva de Seattle, al ligar de 5-2 y contribuir con tres carreras producidas. Mallex Smith, el venezolano Omar Narváez, Austin Nola y Dylan Moore aportaron un flete por lado.
El criollo Narváez lució con el bate al conectar dos inatrapables en tres turnos. Asimismo, anotó una rayita y negoció par de boletos.
La victoria fue para Milone, que estuvo en el montículo durante cuatro episodios, en los que concedió dos anotaciones y retiró a tres por la vía del ponche.
Cory Gearrin, Sam Tuivailala, Matt Magill y Anthony Bass fueron los relevistas que resguardaron la ventaja de los navieros y permitieron que Milone se acreditara su segundo triunfo del año.
Gearrin finiquitó el quinto retirando a los tres bateadores que enfrentó, Tuivailala acabó con el séptimo de Detroit por la vía rápida, además ponchó a dos.
Magill y Bass se encargaron del octavo y noveno respectivamente, el primer lanzador no permitió hits y guillotinó a dos, mientras que el segundo permitió un hit en labor de un capítulo.
Aunque Spencer Turnbull, abridor de los felinos, solo concedió tres anotaciones en cinco actos, en los que también propinó ocho ponches, el apoyo ofensivo de su equipo fue corto y por tal circunstancia cargó con el revés