No sacan al Faes de Bolívar: Cambian a los funcionarios

0
1122

Mientras vecinos de los sectores del centro de San Félix defienden a los funcionarios del Faes,  al sur del estado Bolívar son acusados de cobrar vacuna de protección.

Ante la situación, un poco confusa, el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, solicitó el cambio de los funcionarios mientras se investigan las denuncias.

En la Fiscalía Superior del estado Bolívar cursan varias acusaciones de ciudadanos y comerciantes del sur del estado Bolívar, quienes denuncian ser objeto de una especie de vacuna, de parte de funcionarios pertenecientes a este cuerpo de seguridad o en todo caso de sujetos que portan el uniforme con las siglas del Faes.

Así pues aplicando una vieja práctica de la Cuarta República, que consistía en cambiar de sitio a funcionarios investigados por mala actuación policial, a los del estado Bolívar, los cambiaron a otra dirección geográfica y se espera la llegada de nuevos representantes de los Faes, unidad especial, adscrita a la Policía Nacional Bolivariana, inspirada en el famoso Grupo Zeta que manejaba Freddy Bernal en su época de Policía en Caracas.

Este equipo de uniformados ha sido señalado en varias ocasiones de realizar los procedimientos policiales sin cumplir con las medidas fundamentales referidas a Derechos Humanos.

En todo el país donde actúa el grupo élite,  esas son las acusaciones que se presentan ante las distintas sedes de la Fiscalía General.

Pero es la primera vez en la historia de la Faes que una comunidad los defiende y solicita su presencia.

Caso Tecla

El mes pasado funcionarios del Faes abatieron a un sujeto apodado el Tecla, especie de azote y jefe de las bandas o colectivos que “prestan custodia” en el mercado municipal de San Félix, tanto en las asquerosas instalaciones de la sede que está al lado de la alcaldía de Caroní como la de los alrededores de la terminal fluvial de San Félix.

Pero estos amigos colectivos cuentan con padrinos poderosos porque se han dedicado vía redes sociales a acosar, hostigar y a amenazar a todos los representantes de los medios de comunicación social que han publicado las denuncias.

Dos pranes o jefes de bandas de la hidra de siete cabezas de ese monstruo llamados  colectivos, creados por el actual gobierno, tanto en tiempos de Hugo Chávez como de Nicolás Maduro,  siguen prófugos.

Uno es alias El Boleta y el otro es Dennys Humberto Cedeño Ojeda, alias Julio, y quien había hecho creer que era familia del famoso Capitán que conducía el carro hamponil en Vista Al Sol y la zona minera en Roscio.

Se presume que quienes amenazan, hostigan, y ofenden vía redes sociales son estos sujetos que durante algún tiempo contaron con el respaldo de un dirigente del oficialismo que hoy en día es diputado del estado Bolívar. Eso es lo único que los puede hacer tan audaces: Sentirse apoyados.

Los vecinos del centro de San Félix, residentes en lo que se considera el Casco Histórico de Puerto Tablitas  aspiran a que el gobierno nacional continúe en sus labores de persecución de estos delincuentes que le han quitado la paz a la ciudadanía.

Muchos de estos vecinos expresan que quienes integran esa “fuerza de tarea delincuencial” eran niños y adolescentes vecinos de todos, que crecieron  cometiendo fechorías para obtener un nivel de vida que su familia no podía brindarles.

Esa primera generación se ha marchado del país a otras naciones, donde han sido atrapados delinquiendo. Pero hay nuevos miembros, niños, adolescentes y jóvenes.

Como ejemplo se pueden mencionar  integrantes  del Tren de Aragua y los Malditos del Rolex en Perú que aunque no son del estado Bolívar, se encuentran en la “misma línea de trabajo” que los “colectivos” de Bolívar.

En Venezuela los cuerpos de seguridad no han logrado pasar la materia de “respeto de los derechos humanos en procedimientos policiales”.

Claro eso es consecuencia de la falta de justicia en los distintos Palacios de “justicia” del país donde por cifras determinadas, la señora ciega, no sólo sigue ciega sino que además asume las otras dos conductas de los monitos: Sorda y muda.

Hasta ahora el gobierno nacional no ha logrado “partirle el espinazo” a la delincuencia en el centro de San Félix y en los mercados municipales.

Los ciudadanos siguen bajo el “imperio del hampa” y se llega a un nuevo mes de diciembre con la preocupación de que la situación está difícil por la precariedad de la vida en cuanto a servicios. A eso hay que agregar el tema de la inseguridad.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.