Nuevas protestas en Chile acaban con un gran incendio en Santiago

0
176
Foto cortesía

El Nacional.-Una marcha hacia el palacio de La Moneda para expresar frente a la sede del gobierno el descontento social de las protestas en Chile acabó con un gran incendio de un centro comercial en pleno centro de Santiago.

El centro comercial fue saqueado primero y posteriormente comenzó a arder. Con el paso de las horas, una gran columna de humo iba oscureciendo el cielo de la capital de Chile mientras que el fuego se propagaba a los edificios colindantes.

El acto estaba convocado con el objetivo de que la gente se agolpara frente a los muros de La Moneda para mostrar el descontento social, pero la actuación de los carabineros contra la protesta hizo que los manifestantes quedaran a unos 200 metros del palacio de gobierno.

En ese lugar, las fuerzas del orden reprimieron la protesta para que no pudieran llegar hasta La Moneda. La marcha abarcaba casi un kilómetro por el centro de la Alameda Bernardo O’Higgins, principal arteria de Santiago.

Las barricadas ardiendo en medio de la avenida comenzaron a reproducirse mientras que los manifestantes tiraban piedras a la policía. Esta respondió con gases lacrimógenos y los carros lanzagua, conocidos popularmente como guanacos.

En medio de los enfrentamientos, encapuchados forzaron la malla metálica del cierre del centro comercial y entraron a saquear el recinto. La misma situación se vivió horas antes en farmacias y algunos comercios de la zona.

Tras el saqueo, hubo un incendio en el interior del establecimiento, principalmente ocupado por tiendas de ropa. Esto causó, en un principio, una inmensa humareda y la propagación del fuego momentos después sin que los carabineros controlaran la situación.

El fuego se propagó a dos grandes edificios de oficinas colindantes. Bomberos Voluntarios llegó al lugar y evitó que las llamas se extendieran más allá.

Simultáneamente, la protesta se reproducía en la plaza Italia, epicentro del estallido social que cumple este lunes 11 días consecutivos de manifestaciones, en las que ha habido 20 fallecidos, entre ellos, 6 extranjeros.

En ese lugar, los manifestantes prendieron un inmenso fuego en la verja del acceso a la estación de Metro, Baquedano, en cuyo interior presuntamente la policía habría torturado a algunos detenidos, denunciaron las propias víctimas.

Al tiempo, miles de personas copaban, como en todos los días previos, la plaza en una ánimo pacífico pero reivindicativo.