Privativa de libertad para médico y enfermera capturados robando insumos en el Uyapar

0
281

Tanto al doctor Manuel Felipe Fuenmayor como a la enfermera Mariela Tempo, ya les dictaron privativa de libertad y ahora deberán esperar 45 días para que se inicie el juicio que se les sigue por haberles encontrado insumos médicos que sustraían del hospital Uyapar en Puerto Ordaz.

Fue cosa del azar este hecho que ha generado que el personal de salud, sobre todo enfermeras, camilleros, entre otros en solidaridad, realicen huelga de brazos caídos en este centro de salud público, lo que ha provocado que médicos y residentes así como los especialistas deban realizar el trabajo por tres y cuatro personas.

Persiguen con estas acciones que Fuenmayor y Tempo sean liberados aunque en realidad pareciera que con estas manifestaciones sindicales quieren ocultar el escándalo de haber sido atrapados  dos de sus compañeros en el acto de sustracción de insumos médicos del hospital.

Pero esto no inició en el hospital Uyapar. Comenzó en el hospital Raúl Leoni en Guaiparo donde también encontraron a personal médico que pretendía sustraer insumos y medicamentos para llevárselos y seguramente venderlos fuera.

La comisión Patrimonial de Control de Pérdidas realizó inspecciones sorpresas primero al hospital de Guaiparo y a la semana siguiente al hospital Uyapar.

El medico Manuel Fuenmayor, integral comunitario, y que realizaba postgrado en el centro de salud del Estado iba saliendo cuando lo detienen en la puerta para hacer una revisión.

Es cuando notan que llevaba inyectadoras, suturas y medicamentos. Muchos de estos insumos los tenía bajo la camisa. Como la enfermera Tempo venía detrás del doctor, también la revisan y le encuentran ampollas y otros medicamentos e insumos médicos.

Todo el personal que iba saliendo por esa puerta, al darse cuenta de que están revisando las carteras y bolsos, comienza a separarse y se acerca a un baño ubicado en un lateral a dejar todo lo que llevaban encima.

Es así como se dan cuenta que había más de un médico y personal de salud  “haciendo mercado” con los insumos del hospital.

Sólo que a quienes dejaron estos insumos en el baño no lograron identificarlos por lo que no les quedó más que recoger todos los medicamentos, que por cierto eran para tratar el covid-19 y llevarlos nuevamente al área médica donde atienden a los pacientes con el virus.

La directora del hospital Uyapar, Yanitza Rodríguez y la jefa de Personal así como la coordinadora de enfermería, fueron llamados por los milicianos que acompañaban a los miembros de la comisión patrimonial de control de pérdidas para que fueran testigos del procedimiento.

Las altas funcionarias por cierto, trataron incluso de hablar con la enfermera Mariela Tempo quien de forma altanera reconoció que se llevaba los insumos.

Ante la situación los milicianos llaman al Faes cuyos funcionarios terminan llevándose detenidos al médico y a la enfermera.

El médico fue obligado a renunciar mientras a la enfermera se le abrió un expediente administrativo.

Por ahora en el Uyapar enfrentan el caos que provoca una solidaridad automática sindical.

Ha sido tan intensa la situación que la semana pasada en el Uyapar hubo que atender 65 partos en un día y esos 65 procedimientos consumieron todos los recursos que generalmente duran 10 a 15 días.

Todo porque en Guaiparo también hay una realidad similar debido a que allá también consiguieron a trabajadores de la salud robándose insumos médicos y el apoyo de brazos caídos de los compañeros de los acusados de llevarse los insumos médicos, derivó las operaciones para partos hacia el hospital Uyapar.

Sin hacer juicios de valor, es vergonzoso lo que está ocurriendo en los hospitales venezolanos, que no hace sino dejar en evidencia lo que es un secreto a voces: La manera como los médicos, personal de salud en general y especialistas sustraen los recursos del Estado para comercializarlos afuera a precios exorbitantes para obtener un beneficio pecuniario.

Más de una clínica de Ciudad Guayana cuenta entre su inventario de bienes, con recursos y equipos que fueron robados de los hospitales del Estado. Son tan bravos que hasta una ambulancia se llevaron una vez y la vendieron a un centro de salud privado.

 

 

 

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.