Real Madrid alza la Supercopa al vencer al Atlético por penales

0
140
Real Madrid's players celebrate after winning the Spanish Super Cup final between Real Madrid and Atletico Madrid on January 12, 2020, at the King Abdullah Sports City in the Saudi Arabian port city of Jeddah. / AFP / FAYEZ NURELDINE FBL-KSA-ESP-SUPERCUP-REAL MADRID-ATLETICO

El Universal.-Yedá.- El Real Madrid se proclamó este domingo campeón de la Supercopa de España por undécima vez al imponerse al Atlético 4-1 en la tanda de penales en la final disputada en la ciudad saudí de Yedá, que acabó sin goles tras los 120 minutos de juego reglamentarios y la prórroga, reseñóAFP.


Sergio Ramos marcó el cuarto y definitivo tanto, después de que también anotaran Dani Carvajal, Rodrygo y Luka Modric, mientras que en el Atlético Saúl Ñiguez y Álvaro Morata fallaron los dos primeros tiros del equipo rojiblanco, en el que sólo pudo marcar Kieran Trippier.

El equipo merengue se tomó la revancha de la final de 2014 llevándose su undécima Supercopa, la primera en formato de final four.

El Real Madrid acabó jugando los últimos cinco minutos de encuentro con diez después que el uruguayo Federico Valverde viera una roja directa por derribar a Álvaro Morata cuando encaraba solo la portería de Thibaut Courtois (115).

Apoyado en su superioridad numérica, el Atlético se lanzó al ataque en los últimos minutos de una prórroga intensa en la que los dos equipos se fueron a la desesperada a por el partido sin apenas juego en el medio del campo.

Los dos equipos se olvidaron del toque y la estrategia del partido para convertir en un intercambio de golpe una prórroga a la que se llegó tras 90 minutos estériles.

Había salido de inicio el Real Madrid dispuesto a hacerse el amo del balón, pero se encontró con un atlético combativo.

Los rojiblancos fueron de menos a más presionando la salida del balón de los merengues, que sufrían para sacar el esférico hacia delante.

El Atlético tampoco logró en la primera parte llegar con la claridad a la portería de Courtois.

Tras el descanso, el Real Madrid dio un punto más de intensidad y Zidane buscó el desborde y más verticalidad con la entrada del joven brasileño Rodrygo por Isco (60).

Los blancos presionaron más arriba pero no pudieron con la defensa rojiblanca, que acabó llevando el partido a la prórroga y a los penales.