Ríos y lagunas de aguas blancas y servidas inundan Ciudad Bolívar

0
281
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Prensa VP.-En Ciudad Bolívar, ya son inaguantables la cantidad de riachuelos de aguas blancas y aguas servidas que recorren calles, avenidas y veredas, sin que haya un organismo que le ponga un coto a esa situación, aun sabiendo que estos inconvenientes solo traen como consecuencias, la proliferación de enfermedades y contaminan del medio ambiente, además de que destruyen las vías.

La declaración la hace Jacqueline Yari, coordinadora del Eje Oeste de Voluntad Popular.

No solo se encuentran en las urbanizaciones o sectores populares, sino que existen muchos muy cerca de centros asistenciales, que contaminan esos lugares y proliferan enfermedades contagiosas, de igual forma en sitios recreativos, plazas, parques y lugares donde se expenden alimentos; como panaderías, restaurantes, venta de comida rápida, carnicerías, supermercados, colegios, agregó.

Denuncia que en las calles, solo observan ríos de aguas blancas que recorren varios kilómetros de distancia, por la avería de una tubería, tal es el caso en una de las calles de la urbanización Moreno de Mendoza.

En la actualidad estos planteles están vacíos, debido a las vacaciones escolares, pero para el mes de septiembre comienza el periodo escolar 2019 – 2020 y es ahora, cuando se requiere que algún organismo corrija este problema, no al momento de que comiencen las clases, dijo.

Hace un llamado primeramente a la empresa “HIDROBOLIVAR”, para que corrija estas anomalías en toda la ciudad; segundo al ineficiente e irresponsable alcalde del municipio Heres, que desde hace tiempo no se le ve la cara en ningún barrio o sector de la ciudad, como tampoco muestra alguna obra ejecutada por su administración, menos buscarle solución a la cantidad de problemas, que hoy frecuenta la ciudad capital, precisa.

Sin transporte

Calificó como muy deficiente y critico el problema del transporte público, porque los bolivarenses tiene que sufrir calamidades para llegar a su sitio de trabajo y de igual forma al salir para regresar a su hogar en las horas picos, con las paradas abarrotadas de gente esperando un transporte, y el alcalde Sergio Hernández contando las cajas de CLAP a repartirse.

La dirigente política agregó que a esto se le suma la oscuridad reinante que existe en todas las arterias viales de la ciudad, así como en los centros recreativos, donde después de ciertas horas no se puede ir ni estar, por temor a ser atracados, violados o asesinados, por los delincuentes, amparados en la oscuridad para hacer sus fechorías .

Jacqueline Yary aseguró que no hace una crítica destructiva contra el ciudadano alcalde ni el ente que representa, sino más bien un llamado solidario, para que se reivindique con el pueblo bolivarense, cuando ya comienzan las tradicionales “Ferias de la Sapoara”.

«Sólo hay calles rotas, un Paseo Orinoco oscuro y deprimente, donde solo es posible encontrar borrachitos, delincuentes, gente de la mala vida, por la falta de vigilancia policial», concluyó.