“Sobrevivir en las dos Venezuelas”

0
347

La “Revolución Bonita” que por cierto de bonita no ha tenido absolutamente nada, definitivamente crea situaciones totalmente inéditas y difíciles de entender para muchos; pero lo que no ha podido ocultar, aún con el control que ejerce sobre casi todos los medios de comunicación, es el enorme fracaso en políticas económicas que en teoría debieran beneficiar a toda una sociedad que sin lugar a dudas en éste momento beneficia a una parte privilegiada de la colectividad.

Ya desde hace varios años, Venezuela ha ido progresivamente aumentando su pobreza, quizás muchos lo duden, claro está, con un aparato propagandístico diciendo por todas partes que no es así, el fenómeno pasó inadvertido hasta que la crisis nos alcanzó a todos o mejor dicho a casi todos, llevándonos a un estado de angustia generalizada que está afectando a gran parte de la población, sumiendo al país en un atraso realmente evidente en casi todos sus aspectos.

El desastre es a todos los niveles y la ineptitud del Gobierno Central conjuntamente con los Regionales y Municipales es de marca mayor, aun teniendo el control político de prácticamente todo el país, nada funciona correctamente, las calles y todo lo que es competencia de las Gobernaciones y Alcaldías luce y de hecho están deteriorados por decir lo menos.

Ahora bien, observando todo ese panorama, sabiendo muchos de nosotros que durante los ya casi 21 años transcurridos  desde la implementación del terrible modelo “Socialista Revolucionario del Siglo XXI”, se manejaron los ingresos más cuantiosos en la historia de nuestro país, finalmente nos preguntamos: ¿Qué fue lo que pasó?, ¿Por qué estamos así? créame estimado lector,  exactamente eso que usted está respondiendo lo pensamos la gran mayoría de los que estamos padeciendo las consecuencias de la pésima administración de los asuntos públicos y del desfalco descarado de unos pocos en detrimento de millones, por parte del mal gobierno oficialista y sus amigos.

Es entonces que tenemos por una parte el surgimiento del fenómeno de los que tienen y aparentemente les sobran los malvados dólares del “imperio” y por la otra quienes hacen malabares para sobrevivir con los bolívares que no alcanzan para nada.

Aunque no es “Oficial”, la moneda verde se está moviendo como pez en el agua por todo el territorio venezolano, pero como he indicado, solamente beneficia a unos pocos, esos que hacen mercado con 100 o 200$ semanales y hasta compran golosinas con 5 o 10$, es decir viven en una Venezuela cómoda, tranquila y sin inconvenientes, mientras los otros tienen que reunir 100 mil o 200 mil bolívares para poder comprar algo de jamón, queso, margarina y pan para comerse un sándwich, definitivamente dos realidades, dos países muy diferentes el uno del otro.

La verdad es que durante mucho tiempo teniendo excedente de ingresos provenientes del petróleo y con eso se elaboraron varias veces hasta dos (2) presupuestos anuales, de los conocidos al menos (uno formal y el otro para proyectar y exportar el modelo y la “Revolución Bonita”), la administración del fallecido presidente Hugo Chávez conjuntamente con quienes lo acompañaron, entre los que se cuenta el señor Maduro, hicieron cualquier clase de experimentos con la economía y los resultados conjuntamente con el desastre están a la vista, ya no de los venezolanos, sino del mundo entero, de igual modo no supieron o no quisieron distribuir esa riqueza entre todos, la repartieron entre unos pocos, es lo cierto.

Con todo esto en primer plano, no podemos dejar de mencionar el feroz ataque a todo lo que fué el aparato productivo nacional y a todos aquellos que de alguna manera colaboraban con su aporte para que el país fuera hacia adelante y no hacia atrás como ahora, de igual manera la implementación de políticas dirigidas a la destrucción de la clase media  técnica y profesional, cerrando las puertas a las nuevas generaciones, obligándolas a buscar en otro país las oportunidades que les fueron negadas en el suyo como ocurre en éste instante.

En definitiva, sobran los ejemplos para ilustrar como muchos se han beneficiado de las facilidades y descontroles del actual mal gobierno, para hacerse millonarios de la noche a la mañana y formar parte de la élite de los nuevos ricos e igualmente mientras eso sucedía, muchos venezolanos se han convertido en nuevos pobres, luego de haber dedicado su vida a invertir en el país, creándose así prácticamente dos (2) clases sociales, los de arriba y los de abajo.

Mientras tanto y observando el oscuro panorama, por ahora sigue en desarrollo el proceso de diálogo auspiciado por Noruega y en simultáneo la Unión Europea desde ya exige mayor celeridad y lo más importante, el cumplimiento efectivo de los acuerdos que se logren, todo esto al tener la certeza de que del lado del mal gobierno incumplen y pretenden verle la cara de bobos a todos.

La tristeza al igual que la desesperanza siguen danzando sobre los más necesitados que piensan que lo que ocurre nunca acabará, por lo pronto queda seguir luchando a la espera de que más temprano que tarde termine éste oscuro período de nuestra historia y de nuestras vidas, así de simple y sencillo.

Reinaldo J. Aguilera R.

@raguilera68/@AnalisisPE