“Te amo, pero soy feliz sin ti”

0
165

(CNP19208)– Comienzo este reportaje con una cita del escritor y conferencista Jaime Jaramillo “te amo, pero soy feliz sin ti” ha viajado por todo el mundo enseñando mensaje de paz y amor en cuanto a su filosofía de vida, que sirve de orientación a los seres humanos cuando se toma la decisión de separarse.

El divorcio
Uno de los principales motivos es el miedo que despierta pasar de un estado a otro: de casado a soltero. Los divorcios, en su inmensa mayoría, son dolorosos. Es el final de toda relación después de haberse jurado amor eterno y escuchar “lo que Dios unió no lo separe el hombre”. Por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne, razonando que una relación de pareja nace, crece, evoluciona madura y vive su rompimiento sin amargura de la cual no es la mejor opción más satisfactoria.

Malos hábitos
La educación entra por casa, experiencia en la vida se gana como padres educar y orientar a sus hijos en lo primordial que actué acorde a los valores relativos al amor de familia y no al poder del dinero. La crianza que tenemos en casa aquella frase que dice así que” yo nací para ser una reina “no cocino, ni hago nada del hogar es decir fui criada para ser reina tú te casaste conmigo y tiene que darme todo, desde la casa, carro y una empleada que se encargue de atender la casa”.

Doble vida
Antes de adquirir un matrimonio, ya existía otra familia, sin embargo, la relación aquella de amarse, sería tan seria que juraron amor eterno existiendo una familia ante de haberse casado con otra lo que llamamos doble vida.

Acuerdo Prenupcial
Para evitar malos ratos, que es mío, que es tuyo, que cuando éramos novios yo había comprado esa casa y pare usted de contar. Cuentas claras antes de casarse las propiedades, ingresos y deudas que se adquieran durante el matrimonio serán individuales (privativas) y no de ambos esposos.

Nadie cambia
Se conocieron en una fiesta, el hombre parrandero y cañero, bailador y amanecemos parrandeando, ella no ingiere licor, ni fuma, solo bailadora, desconfiada y celosa. Si desde novios tenía problemas serios, no vayan a creer que por el hecho de estar casados todo es color de rosa eso es completamente falso.

No te divorcies de tu hijo
El divorcio siempre produce un impacto emocional a los hijos Ambos tienen que ponerse de acuerdo en cuanto a los horarios de visitas, celebrar su cumpleaños, compartir en familia, no divorciarse de ellos, dígale a sus hijos lo mucho que los valoran, demuestre cariño y mucho amor, tenerlos es una bendición y ser padre es un privilegio.

Lo mejor es lo que sucede
Es muy doloroso, pero puede elegir aferrarse al pasado o mirar al futuro. Mejor es lo que sucede; ahora cada quien por su lado a disfrutar de sus independencias y construyendo una red social más amplia, más variada, llenarían sus vidas de momentos apetecibles, lo cual es lo más parecido a la felicidad que encontraran en la vida de ambos.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.