Tres chavistas, un madurista y dos evangélicos la oferta presidencial en Venezuela

0
408

La fecha aún no es segura. Posiblemente se modifique el día y el mes. Sería en mayo, más específicamente el 27 porque el gobierno querría en verdad hacer una mega elección para renovar los poderes que faltan: Consejos legislativos y concejos municipales. Hoy la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, confirmó que comicios presidenciales serán para mayo. Para el 20. Bueno, anoche me pelé por 7 días, pero acerté en cuanto a que serán en mayo.

La renovación para la Asamblea Nacional entraría por algún artilugio legal, tan normal en la forma de proceder del gobierno y así para el 28 de mayo, (aquella famosa fecha de Eduardo Semtei en el 2000, cuando decía el 28, el 28 y no fue el 28, fue en julio de ese año), Venezuela sería roja, rojita o color Somos Venezuela. Eso depende.

Lo que sí es seguro es que son seis candidatos. Tres chavistas, un madurista, y dos evangélicos.

El madurista obviamente, Nicolás Maduro a quien llaman el bailarín porque todo lo celebra bailando y es que eso es normal en la parroquia El Valle de donde es el presidente que va por su segunda reelección; los chavistas, Henri Falcón con el apoyo de Copei, el MAS y su partido Avanzada Progresista, quien viene de perder en Lara ante una candidata malísima, porque una cosa es ser militar de carrera y otra política a la carrera, que es el caso de la señora; Francisco Visconti, quien se hizo famoso el 27 de noviembre cuando el segundo golpe en 1992 y terminó huyendo a Perú, donde Alberto Fujimori le dio asilo. Luego cuando Hugo Rafael Chávez Frías llegó al poder en 1998, volvió. Tiene 72 años y una hoja de servicio sin otro esfuerzo que la actividad militar y en un país donde nunca ha habido una guerra, eso no es muy importante.

Reinaldo Quijada cuenta con el respaldo de UPP89, partido cuya acción más importante ha sido la página web Aporrea.org.

Se confiesa chavista y de ganar aplicará los pensamientos del líder presuntamente expuesto en el Cuartel de la Montaña.

Los evangélicos son Luis Ratti, quien realiza su ministerio en el estado Aragua y Javier Bertucci, también evangélico de un grupo llamado El Evangelio Cambia.

Bertucci es de Carabobo y ha estado vinculado al affaire  Panamá Papers, que lo relaciona con negocios pocos claros hechos con el gobierno chavista.

En fin, todos los candidatos son como dirían algunos adecos de Henry Ramos: Helados de yuca, fríos y no saben a nada, aunque ahora con la yuca amarga comerlos es peligroso.

Ese es el panorama electoral presidencial para Venezuela. El CNE va a dirigir una campaña donde sólo habrá chavistas, maduristas y evangélicos. En la historia política contemporánea venezolana no había ocurrido algo así.

En el siglo 19, por supuesto esa era la norma. Lo hizo José Antonio Páez, los hermanos Monagas; El Cabito, Joaquín Crespo, y a principios del siglo 20, lo hizo Juan Vicente Gómez. Me explico, ponían el presidente que ellos querían, sin la participación de ninguna rectora del CNE, es más eso no existía, por lo que todo era expedito. En alguna ocasión, pusieron a votar a la gente a mano alzada en las plazas por lo que no había escapatoria.

Pero a partir de 1959, Venezuela vivió un proceso democrático como debía ser, con sus defectos y sus aciertos. Había alternabilidad democrática. Los principales partidos presentaban candidatos y un período ganaba uno y al siguiente el otro, con la excepción del año 1989 que un adeco Jaime Lusinchi, le entregó a otro adeco, Carlos Andrés Pérez. Inclusive la izquierda llevaba varios candidatos, del MAS; del PCV; del MEP.

Con el chavismo se acabó con la alternabilidad democrática. Es más Venezuela vive el mismo proceso que vivimos los guayaneses y/o bolivarenses que hemos tenido que sufrir candidatos del mismo partido por más de 18 años tanto en la gobernación como en la principal alcaldía del estado, como Caroní y no vemos mejoría de ningún tipo.

Es lo que diría el filósofo alemán, Karl Popper, los enemigos de la democracia están dentro de la democracia.

Y es obvio que el chavismo usó las reglas democráticas para entronizarse en el poder mientras ha ido durante 18 años deconstruyendo el Estado y el país.

El detalle: No han construido hasta ahora nada mejor que lo que había antes y esta oposición es tan balurda que ni así gana.

Los venezolanos tendremos entonces que asumir que gobierna Francisco Franco en España que estuvo 40 años  y esperar a que nazca un Felipe González, a ver si salimos de estos tipos y nos volvemos a subir al tren del progreso pero eso sí, esta vez procuremos dejar por fuera a los Cisneros, a los Phelps, a Henry Ramos, a Lorenzo Mendoza, a María Corina Machado, a lo que queda de los Zuloaga, a los Capriles, a Rafael Poleo y si es posible a Miguel Henrique Otero, a David Natera, a Yamal Mustafá y a mi amigo Alberto Hernández. De allí para abajo, a todos los demás menores, pero menores por ser tipos de corta vista.

¿Quién quita? A lo mejor logramos construir un país mejor con gente normal, común y corriente, sin infulas de salvadores, de inteligentes y de comerciantes porque todo lo negocian. Gente que sabe que para obtener todo en la vida hay que trabajar y ser disciplinado,  y claro cumplir con los compromisos. /Carmen Carrillo

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.