Tres días convivió familia con cadáver de deudo

553

Tres días estuvo una familia con el cadáver de uno de sus miembros en la casa porque en Sidor nunca atendieron el caso. Fue la Fundación Mundo de Sonrisa, de la gobernación del estado Bolívar la que asumió el gasto funerario.

A Sidor la acabaron las directivas de los últimos 10 años, junto a los sindicalistas y los militares. La que fuera la siderúrgica más importante del país y una de las más importantes de América Latina, no produce acero ni para hacer una lata de atún.

Por lo tanto no hay ni medio para cancelar las deudas con las clínicas del país, muchas de las cuales por cierto, cobraban por encima del 200% los precios del servicio, debido a la cantidad de coimas que debían pagar en el camino para sacar los pagos.

Ahora lo pagan los trabajadores, porque en Sidor no hay ni una ambulancia que funcione para llevar a trabajadores que sufren algún tipo de accidente laboral en planta o alguna enfermedad en su casa.

Eso fue lo que le pasó a  Alberto Juvenal Morillo (68), un jubilado de Sidor  quien falleció por un accidente cerebro vascular  el pasado martes 15 de septiembre.

El cadáver de Morillo permaneció en su casa durante tres días, confirmaron familiares a El Pitazo este sábado 19 de septiembre.

De acuerdo a la nota escrita por Carlos Suniaga, el sidorista jubilado vivía en el sector 4 de Francisca Duarte, en la vía hacia los caseríos rurales de San Félix.

Su viuda, Rosa Agustina Lima (75) contó a Suniaga de El Pitazo que los primeros dos días dejaron el cadáver dentro de la humilde vivienda de láminas de zinc, pero al tercer día el olor era muy fuerte y ya no lo podían tener en la casa; lo sacaron al patio y lo acostaron en una silla de extensión. Era todo lo que podían hacer.

Llamaron por teléfono insistentemente a la gerencia de Sidor para que los ayudaran con algún servicio funerario, pero nunca respondieron. Y ellos, la familia, no tenían cómo ir a la sede de la estatal para tramitar el sepelio.

El Consejo Comunal del sector les sugirió ir a Mundo Sonrisas, una fundación que administra la Gobernación del estado Bolívar.

Una funcionaria de ese despacho envió un equipo a retirar el cadáver de la casa el viernes 18 de septiembre y, desde entonces, la familia no sabe más de Morillo.

Ahora enfrentan tener que saber dónde está enterrado el sidorista. No están seguros de que haya sido enterrado ni dónde. “De aquí lo sacaron en una bolsa y no sabemos más nada”, precisó la esposa del fallecido.

“La gente de Mundo de Sonrisas nos dijo que nos fuéramos detrás de ellos, pero con qué carro, si no tenemos ni para comer”, expresó el hijastro de Morillo.

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.