More

    ¿Se acabaron las primarias? o Se acabaron las primarias, escoja usted lector

    La vicepresidenta de la comisión nacional de Primarias, renunció porque no hay condiciones para construir un buen padrón electoral, suficientes centros electorales y para que los venezolanos en el exterior puedan votar.

    María Carolina Uzcátegui, empresaria y como firma ella en su carta entregada al resto de los miembros de la comisión, “fiel defensora de la libertad”, pide además a los candidatos a las primarias de la oposición que depongan sus intereses partidistas e individuales que lo que han hecho es fracturar el proceso.

    Desde el punto de vista oficial aún no hay un pronunciamiento por parte del resto de los integrantes de la comisión, que por cierto cuenta con suplentes.

    Algunos de los candidatos se han pronunciado vía redes sociales. Lo hizo Andrés Velásquez, quien pide ahora que se blinden las primarias, algo un poco incoherente porque tanto él como María Corina Machado han insistido en que llegarán hasta el final y no aceptarán designar sustituto, así pues que para ninguno de los dos, son importantes las primarias.

    El otro fue Freddy Superlano pero lo que dijo fue tan incoherente que no vale la pena ni ser mencionado.

    Quienes están todavía en shock, son el resto de los aspirantes; algunos porque tienen mucho burdel político como César Pérez Vivas, que va a esperar el devenir de los acontecimientos.

    Y otros como Andrés Caleca, Tamara Adrián, sólo por mencionar a unos, que no tienen suficiente burdel político como dijera alguna vez Carmelo Lauría Lesseur  del último equipo técnico de ministros que tuvo gobierno venezolano alguno como fue el de CAP II.

    Henrique Capriles se está haciendo el muerto, como el perrito del cuento porque como el animalito tiene las patitas metidas hasta el fondo en lo que está pasando en la comisión.

    Y ojo, malo no es. Sin ánimo de ser pájaro de mal agüero, es una manera elegante de resolver este problema de las primarias que se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para el gobierno, primero, y para la oposición, después.

    Para el país ha sido una experiencia esperanzadora porque además ha reflejado que el venezolano de adentro, cansado de la ineptitud del chavismo,  y de afuera, cansado de la xenofobia y de la miseria humana, quiere cambio.

    Y ante eso no hay tu tía que valga por lo tanto en el 2024 Venezuela estrenará nuevo gobierno y no será Nicolás en un tercer período. Será alguien de oposición.

    Habrá que esperar a ver que decide ese héroe sin capa en que se ha convertido Jesús María Casal (De la IV República tenía que ser para ser tan hábil y juicioso, algo de lo que adolece el liderazgo actual de la oposición, lamentable y escuálido y del gobierno, miserable y falto de nobleza) pero todo parece indicar que las primarias llegaron a su fin.

    Y claro tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe y algo de eso ha ocurrido este miércoles 26 de julio de 2023. Pero no desfallezcamos ahora es cuando hay chance para enfrentar al gobierno, aunque no lo crean.

    Sólo hay que hacer una rápida conclusión: El gobierno se queda sin objetivo (tienen rato así por cierto) y los ciudadanos podemos salir de los inhabilitados.

    Eso implica de María Corina Machado, la peor de los tres por su falta de respeto permanente con todo el mundo. En verdad ella se cree Trump, versión femenina; debería darse cuenta dónde está Trump en estos momentos en el espectro político, a ver si coge mínimo; de Henrique Capriles y de Freddy Superlano.

    Salimos de Juan Guaidó; de Leopoldo López y su family; de los locos de la calle 8 de Miami con Pablo Medina a la cabeza; de Borges y compañía (aunque creo que él se borró solo, tendría que explicar muchas cosas y no hay con qué); de Manuel Rosales porque UNT no inscribió candidato y retiró el nombre del tipo que se cansó de robarse la plata de la elección del 2015 porque toda la que le enviaban se “le perdía”.

    Los que quedan como Luis Ratti; José Brito; Claudio Fermín; Javier Bertucchi; Eduardo Fernández; Luis Parra; Henry Falcón,  tienen menos posibilidades que yo si me postulo.

    O sea, yo sacaría más votos que ellos y tengo más enemigos que amigos y aun así les ganaría y tengo cinco años fuera del país.

    Y salimos de esos genios de la estrategia Luis Vicente León, Jesús Seguías y Alberto Federico Ravell.

    No, en verdad, no es ni malo que se acaben las primarias porque el equipo de Ravell, (Ibéyise Pacheco, Nitu Pérez Osuna, Lara Farías, Miguel Ángel Rodríguez; Franklin Virgüez, Orlando Urdaneta, Miguel Henrique Otero; Carla Angola) se queda sin argumentos y el equipo de Raúl Gorrin (Vladimir Villegas, Kiko Bautista; Indira algo, Carlos Raúl Hernández y todos los “opinadores” de Globovisión) también se queda sin argumentos. Ambos tenían razón pues pasaban 24 horas hablando mal de las primarias y de sus participantes.

    Si señores, empezamos de cero otra vez pero siempre con el ojo puesto en el norte: Salir del chavismo y de esa miserable oposición para recuperar a Venezuela.

    Carmen Carrillo

    Últimos artículos

    Related articles