More

    La columna de la directora: «La Batalla Final»

    La oposición vive en estos momentos la “Batalla Final” pero no contra el gobierno o el CNE. No. El gobierno interino viene por las cabezas de Henrique Capriles, Manuel Rosales y Henry Ramos Allup.

    Y el “caballo de Troya”, es María Corina Machado. Sólo que ella no lo sabe. Le están cobrando haber rechazado la permanencia de ese poco de irresponsables que se autodenominaban «gobierno interino».

    ¿Qué cómo se me ocurre esa tesis? Fácil. Leopoldo López, Juan Guaidó y Antonio Ledezma son como el español que dice “Si me muero en Sevilla que me entierren en Madrid y si me muero en Madrid que me entierren en Sevilla”. Entonces el amigo le pregunta ¿Y eso por qué Pepe? Por joder, responde el otro.

    Así más o menos son ellos. Además tienen razones de peso para eso.

    Al margen que el gobierno es malo, pero malo con M mayúscula, estos amigos del llamado gobierno interino y su Pran Leopoldo López (estuvo preso y comandaba en Ramo Verde, ergo era un Pran, de oposición pero Pran al fin), no son mejores, que es lo lamentable.

    El venezolano, dentro y fuera del país, necesita más  líderes comprometidos que defiendan sus derechos de los abusadores del gobierno chavista que además se manejan como los Frentes de la Guerrilla en la década de los sesenta. (No evolucionaron. Ellos como la oposición rompen el axioma de Einstein. La energía no se pierde, se transforma. Ellos la pierden).

    Todos cargan una lista de odios con nombres de personas que “vamos destruir”. Seguro tengo el honor de estar en las dos. ¡Qué bueno! Cuando yo sea candidata presidencial no me podrán acusar de nada, jajajaajaja.

    Pero ¿Cuáles son las razones de peso de los amigos de la oposición?

    ¿A quiénes no les cuadra nada? A los que no han podido siquiera completar la lista de nombres de testigos y de miembros de mesa para las elecciones del 22 de octubre.

    Esos son: María Corina Machado. Si señor Vente Venezuela no es ni siquiera una agrupación musical organizada. No tiene testigos de mesa, miembros de mesa, nada. Cuatro gatos. O como dice alguien por allí, un poquitico en este estado, otro poquito por allá, en fin.

    La Causa R. Bueno, allí siempre han sido unos flojos y después que los robó el técnico electoral que ellos tenían, prefirieron obviar ese asunto de una estructura de compañeros para cuidar los votos. Por eso siempre los roban a los pobrecitos. ¡Zánganos! Es lo que son.

    VP judicializado, donde están esos próceres de Juan Guaidó, Freddy Superlano y Leopoldo López. Para empezar las huestes de ellos son puros “guerrilleros de teclado,” no de cafetín como diría Rómulo Betancourt de la guerrilla en los años sesenta.

    Todos se encuentran fuera y todos son mantenidos por “gobiernos amigos”, o sea pues, tienen una condición de migrantes no como los que escapan por el Darién; otro invento de ese laboratorio de maldad que comandan los amigos del Gobierno Interino.

    Joe Biden se los dijo que dejarán la vaina y por eso inventó un número de aprobados como legales pero los tipos siguen pa’ lante con el apoyo de los parlamentarios republicanos del estado de La Florida.

    Pero seguimos en esta Batalla Final. La venganza del gobierno interino contra Henrique Capriles, Manuel Rosales y Henry Ramos Allup.

    Tampoco tiene ni para una fiesta de cumpleaños, para cuidar la torta, los pasapalos, la puerta, estacionar los carros, servir las bebidas, los músicos, Andrés Caleca, ni que meta a la nietica que lo regaña por la red X.

    Delsa Solorzano, no tiene ni a su esposo para eso, Luis Izquiel, el experto en el Tren de Aragua como profesor universitario; Roberto Enríquez, el hombre que se asiló en la embajada de Chile sin que lo persiguieran, ese sí es como el español; Tamara Adrián y César Pérez Vivas.

    Todos ellos en realidad son fichas de Juan Guaido. O sea están en la nómina del interinato y terminarán respaldando la tesis de María Corina, de no permitir que el CNE intervenga en las primarias de la oposición.

    Pero no porque María Corina sea una líder; no. Sino porque le es útil a la venganza de los interinos.

    La verdad de todo es que los amigos que se oponen a las primarias con el CNE no tienen ni para cuidar una caja.

    No tienen gente y de eso se dieron cuenta en la CPN, de allí que Jesús María Casals, empeñado en cumplir con las primarias se haya reunido con el CNE, aunque sea con un pañuelo en la nariz.

    Ese señor tiene más de 60 años. Y parece que esa fue la última generación que sirvió para algo en política en Venezuela.

    De allí para abajo son puros flojos, loser, manipuladores y mentirosos. Y eso es puro sencillo, el guáimaro duro, lo dejo para otra ocasión.

    Carmen Carrillo

    Últimos artículos

    Related articles