More

    La columna de la directora/ Llegamos hasta el final

    Se cumplió el axioma de María Corina. Llegamos hasta el final. Sí señor. Sólo que no sabemos cuál. Hay muchos finales. Es como a veces hace Hollywood, nos presenta varios finales, bueno así estamos.

    El presidente de la Comisión Nacional de Primarias, Jesús María Casal dijo que la fecha de las elecciones son el 22 de octubre y eso es inamovible.

    Al parecer el alto funcionario se reunió con los candidatos y sus equipos técnicos y los alineados con la “venganza del interinato” que comanda María Corina Machado, “inocentemente”,  decidieron que será el 22 de octubre o nada.

    A ese héroe sin capa no le quedó de otra, que aceptar la decisión de la mayoría, aunque no sea viable.

    Y paso a explicar ¿Por qué?

    No es viable entre otras cosas porque dentro de las primarias de parte de los candidatos alineados con la “venganza del interinato” ha habido un saboteo permanente.

    No presentaron  testigos de mesa; miembros de mesa; no han querido pagar nada, ni siquiera han comprado la rifa y aspiran que los miembros de la Comisión Nacional de Primaria saquen el dinero de sus bolsillos.

    Mucho menos han cumplido con la formación de quienes ese día deberán actuar en los centros electorales de las primarias; lo único que han hecho es pura bulla, puro pote de humo y muchas redes sociales, fotos y fotos, donde todos arrasan. Carlos Prósperi y María Corina, compiten, son el Ken y la Barbie, venezolanos de las Primarias.

    Si es María Corina, cuando uno ve ese poco de foto de sus visitas por los pueblos de Venezuela, después de haber pasado los obstáculos que el gobierno le ha puesto a lo largo del camino, uno siente una emoción sin límite (sarcasmo, por favor).

    En los barrios nadie sabe cuándo son las primarias y quiénes son los candidatos y si quieren apuestos unos reales, de esos que manejan Leopoldo López, en nombre de nosotros los migrantes; Juan Guaidó, ahora con su sueldo de profesor de una Universidad de Miami (esos cubanos de la calle 8, son unos aviones, no en vano tienen 60 años viviendo del lloriqueo contra la revolución  cubana y el detestable Castrismo. Estos tienen 8 años, les falta un viaje de años) y los que ha conseguido María Corina haciendo “Potazos”  y vendiendo antigüedades (sarcasmo, siempre tengo que hacer la aclaratoria porque se molestan, en verdad creen que eso es verdad).

    A ella y a Delsa Solorzano las viven persiguiendo. Bueno, sin comentarios. A Henrique y a Freddy Superlano, les tiran basura. ¡Qué se puede decir!

    Cierto es que el gobierno no quiere las primarias pero la OPOSICIÓN TAMPOCO, con sus excepciones.

    Sobre todo los que no presentaron listas de testigos y miembros de mesa, léase Vente Venezuela que no es un partido; Causa R que no tengo certeza que cumpla con las firmas y los votos para ello; VP, de Leopoldo, porque hay otra judicializada que tampoco tiene gente;  Delsa Solorzano que no se cómo se llama su partido; Roberto Enrique, el asilado de mentira, de un pedazo de Copei que no presentó tampoco suficientes nombres; César Pérez Vivas, que admito mi ignorancia, tampoco se cuál es su partido; Luis Farías, que no se quién es ni cuál es su partido; el mismo caso para Tamara Adrián y Gloria Pinho; Carlos Prósperi de AD no se cuál pedazo y que a lo mejor tiene la mitad de los testigos; Andrés Caleca, que también me declaro ignara y tampoco presentó la lista ni por la mitad; César Almeida, que dice ser productor agropecuario y va con UPP 89, una organización chavista aunque ellos dicen que no.

    El único que tiene una organización con todos sus nombres y listas es Henrique Capriles, con Primero Justicia.  Los 3106 centros de votación tienen sus respectivos representantes y las cinco mil mesas también.

    Hagamos un ejercicio simple. Si las elecciones son con cajas, se necesitan por lo menos unas seis mil cajas, para tener mil de repuesto. Ahora las personas. Necesitan 8 mil que instalan, 8 mil de logística, acompañamiento y orientación y 8 mil en la noche, eso hace un número total de 24 mil activistas. ¿Por qué 8 mil? Simple son 3106 centros electorales más 5 mil mesas. Por eso 8 mil y piquito.

    Aunque nadie lo crea, el único que tiene esos activistas es Henrique Capriles.

    Los demás están confiando en que el venezolano irá el domingo espontáneamente a servir de testigo de mesa, de miembro de mesa, de acompañamiento, de orientación y para contar. ¿Qué tal?

    Por eso la oposición no ha podido derrotar al chavismo, por la falta de seriedad en el ejercicio de la política.

    Sólo lo hicieron en el 2015 cuando todos se pusieron de acuerdo y ganaron la Asamblea Nacional que se diluyó en la estupidez de líderes menores, pequeños y miserables.

    Parece que vamos por el mismo camino.

    Mañana, si tengo ánimo, les cuento la segunda parte de lo que viene, que es lo que indica la lógica política, condición que como diría Gonzalo Barrios en tiempos pasados, muchos amigos de la oposición, tienen un exceso de falta de lógica política.

    Y ojo, no soy Caprilista y mucho menos Pejotera. No señor. Pero la verdad, es la verdad, aunque no nos guste.

     Carmen Carrillo

    Últimos artículos

    Related articles