More

    Inteligencia emocional en el trabajo

    La inteligencia emocional (IE) es la capacidad de reconocer, comprender y gestionar las propias emociones, así como las emociones de los demás. Cuando hablamos de inteligencia emocional,  significa la gestión de nuestras emociones y la capacidad de comprender a los demás.

    En el trabajo, la gestión de las emociones es importante para el éxito profesional, ya que ayuda a los colaboradores a:

    Trabajar de forma efectiva con los demás

    La IE permite a las personas comprender las emociones de sus compañeros de trabajo y establecer relaciones positivas. Lo que tiene un impacto sobre la productividad, lo que ayuda a fomentar equipos de alto rendimiento.

    Resolver conflictos de manera constructiva

    La IE ayuda a las personas a controlar sus emociones y manejar los conflictos de manera efectiva. A partir del reconocimiento de las emociones y los detonantes que originan estados emocionales extremos.

    Manejar el estrés y la presión

    La IE ayuda a las personas a permanecer calmadas y centradas en situaciones estresantes. El estrés es una respuesta fisiológica para afrontar situaciones que se perciben como amenazantes o de demanda incrementada.

    El estrés puede tener un impacto negativo en nuestra salud física y mental. De síntomas físicos que van desde dolor de cabeza, dolores musculares, alteraciones cardiacas, nauseas hasta problemas para dormir.

    Además de alteraciones psicológicas como ansiedad, depresión, irritabilidad, problemas de concentración y falta de motivación general.

    Automotivación

    La inteligencia emocional ayuda a las personas a establecer metas y trabajar para alcanzarlas.

    Cuáles son las características de la inteligencia emocional en el trabajo

    Una persona con inteligencia emocional en el trabajo suele mostrar las siguientes características:

    • Es consciente de sus propias emociones y de cómo estas afectan su comportamiento.
    • Es capaz de controlar sus emociones y mantener la calma en situaciones difíciles.
    • Automotivación. Es capaz de motivarse a sí misma para alcanzar sus metas.
    • Empatía. Es capaz de comprender las emociones de los demás.
    • Habilidades sociales. Es capaz de comunicarse de manera efectiva y construir relaciones positivas con los demás.

    Cómo mejorar la inteligencia emocional en el trabajo

    En las relaciones laborales, donde se producen todo tipo de situaciones que pueden ser estresantes o de conflicto, es muy útil la inteligencia emocional. Esta es una habilidad que se puede desarrollar con el tiempo.

    A continuación, te sugerimos algunos consejos para mejorar tu inteligencia emocional en el trabajo:

    • Practica el autoconocimiento. Esto implica prestar atención a tus emociones y a cómo estas afectan tu comportamiento.
    • Desarrolla el autocontrol. Aprende a controlar tus emociones y a mantener la calma en situaciones difíciles. Puedes aplicar ejercicios de respiración.
    • Encuentra y aplica formas de motivarte a ti mismo. Establece metas y crea un plan para alcanzarlas.
    • Practica la empatía. En pocas palabras, pon atención a las emociones de los demás y trata de comprender su punto de vista. Claro, poniendo limites sobre tus propias necesidades.
    • Mejora tus habilidades sociales. Aprende a comunicarte de manera efectiva y asertiva. Tómate el trabajo de construir relaciones positivas con los demás.

    La inteligencia emocional es una habilidad indiscutible y esencial para el éxito profesional. Desarrollando tu inteligencia emocional, no solo podrás mejorar tus relaciones con los demás, resolver conflictos de manera constructiva, manejar el estrés y la presión, sino que podrás motivarte a ti mismo para alcanzar tus objetivos y metas.

    Últimos artículos

    Related articles