More

    Ciencia revela truco simple para dar más sentido a tu vida

    Ya sea con héroes contemporáneos como Harry Potter, Batman o Luke Skywalker, con figuras de la época medieval como Beowulf, o en epopeyas antiguas como la Odisea y la Epopeya de Gilgamesh, en muchas de estas historias y relatos heroicos puede identificarse un poderoso y coherente esquema narrativo subyacente.

    Este esquema tiene el potencial de replantear nuestras experiencias, influyendo en la forma en que las personas, así como los propios héroes, perciben su mundo ya sí mismos.

    Esto es precisamente lo que, según la perspectiva de un equipo de científicos, podría resultar beneficioso para encontrar un mayor sentido en nuestras vidas: abordar nuestras experiencias personales desde la óptica del viaje heroico.

    Según una investigación publicada recientemente en el Journal of Personality, ocho estudios sobre «el viaje del héroe», una estructura narrativa descrita por primera vez por el mitólogo Joseph Campbell en 1949, indican una conexión profunda entre las vidas que vivimos y las historias que contamos.

    «Nuestra investigación revela que el viaje del héroe no es solo para las leyendas y los superhéroes», aseguran los autores del estudio en un artículo para Scientific American.

    «Demostramos que las personas que enmarcan su propia vida en el viaje de un héroe le encuentran más sentido. Esta idea nos llevó a desarrollar una intervención de ‘restauración’ para enriquecer el sentido y el bienestar de las personas. Cuando las personas empiezan a ver su vida como una búsqueda heroica, descubrimos que también padecemos menos depresión y pueden afrontar mejor los retos de la vida», agregaron.

    «El viaje del héroe» de Joseph Campbell

    El concepto del «viaje del héroe», descrito por Joseph Campbell en su libro de 1949 El héroe de las mil caras, detalla una estructura narrativa básica en la que un héroe corriente se embarca en una aventura, supera una crisis decisiva y regresa cambiado a mejor.

    Según uno de los autores del estudio, Benjamin A. Rogers, esta idea puede aplicarse a la vida cotidiana, en la que un individuo experimenta un cambio significativo, o «cambio de escenario», se aventura en una búsqueda, o es «enviado a un reino mágico», se enfrenta a retos y regresa transformado para contribuir positivamente a su comunidad.

    Hacer más coherentes nuestras experiencias de vida

    De acuerdo con las observaciones de Rogers, la mente humana parece estar intrínsecamente diseñada para otorgar significado al mundo mediante relaciones.

    En términos simples, afirma que de manera inherente estructuramos nuestra existencia como una narrativa, uniendo diversos eventos en una historia integral donde el narrador desempeña el papel principal.

    Según Rogers, estos relatos son instrumentales para que las personas definan su identidad y proporcionen coherencia a la experiencia de la vida.

    El estudio

    En su investigación, los autores adaptaron los 17 pasos del viaje del héroe de Campbell en siete elementos aplicables a la vida moderna, como un protagonista, cambio de circunstancias, búsqueda, reto, aliados, transformación personal y legado.

    A modo de ilustración, los creadores del estudio prepararon una comparación entre la trama de El Señor de los Anillos  y una vida contemporánea común.

    En la epopeya de Tolkien, Frodo, (el protagonista), parte de la Comarca (un cambio de circunstancias) con la misión de destruir el Anillo (una búsqueda).

    Con la asistencia de Sam y Gandalf (sus aliados), enfrenta las fuerzas de Sauron (un desafío), descubriendo en sí mismo una fortaleza inesperada (una transformación), para finalmente regresar a casa y contribuir al bienestar de los amigos que dejaron atrás ( un legado).

    Paralelamente, en la vida cotidiana, una joven (la protagonista) podría trasladarse a Los Ángeles (un cambio), concebir una idea para un nuevo negocio (una búsqueda), contar con el respaldo de su familia y nuevos amigos (sus aliados), superar dudas personales tras un revés inicial (un desafío), evolucionar hacia una líder segura y exitosa (una transformación), y luego, enriquecida por estas experiencias, colaborar para el beneficio de su comunidad (un legado).

    Los resultados del análisis, basados ​​en más de 1.200 relatos individuales recopilados de diversas fuentes, revelaron que aquellos cuyas historias de vida incorporaban más de los siete elementos del viaje del héroe experimentaban niveles más altos de significado, florecimiento y niveles más bajos de depresión.

    A partir de estos hallazgos, los autores implementaron una intervención de «restauración de la memoria», en la cual los participantes narraban sus propias historias como si fueran el viaje de un héroe, identificando cada uno de los siete elementos que conformaban su vida y, Acto seguido, los entrelazaron en una narrativa cohesiva.

    En resumen, la intervención demostró ayudar a los participantes a conceptualizar sus vidas como el viaje de un héroe, aumentando así el sentido que atribuían a sus propias experiencias.

    Los autores concluyen que cualquiera puede adoptar la perspectiva del héroe en su vida diaria, identificando valores, buscando nuevas experiencias, fijándose metas y desafiándose a sí mismos para mejorar.

    «Puedes verte a ti mismo como un protagonista heroico, por ejemplo, identificando tus valores y teniéndolos muy presentes en tu vida diaria. Puedes inclinarte por las amistades y las nuevas experiencias. Puedes fijarte objetivos similares a los de las misiones clásicas para mantener la motivación. y retarte a ti mismo a mejorar tus habilidades. También puedes hacer balance de las lecciones aprendidas y de cómo podrías dejar un legado positivo a tu comunidad oa tus seres queridos», aseguraron los autores.

    «Aunque nunca salva el mundo a gran escala, puedes salvarte a ti mismo. Puedes convertirte en un héroe en el contexto de tu propia vida, lo que, como mínimo, dará lugar a una historia mejor», concluye.

    DW Actualidad

    Últimos artículos

    Related articles