More

    Erdogan reconoce victoria opositora en comicios municipales

    El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, admitió en un discurso en la medianoche de este domingo el retroceso de su partido en las elecciones municipales. Los resultados eran celebrados por la oposición que amplió considerablemente el número de capitales provinciales en su poder.

    «No hemos conseguido los resultados que esperábamos», dijo el mandatario en un discurso en Ankara, transmitido en directo por la cadena NTV.

    Con el 90 % de las papeletas escrutadas, el partido de Erdogan, el islamista AKP, pierde por primera vez en dos décadas la mayoría del voto ante el avance del socialdemócrata CHP, que le aventaja en 1,5 puntos, más de medio millón de votos.

    «El vencedor en estas elecciones es la democracia», dijo Erdogan, agregando que «la nación ha hablado y ha decidido».

    Subrayó que los comicios se habían llevado a cabo sin mayores incidentes y que los resultados expresan la voluntad del pueblo.

    «Esto no es un fin, sino un punto de inflexión», dijo Erdogan, recordando que quedan cuatro años para las próximas elecciones generales.

    «Seguiremos adelante, seguiremos ganando: creo en vosotros», insistió el mandatario.

    Oposición podría obtener hasta 36 capitales

    El AKP regía 38 capitales provinciales desde las municipales de 2019, pero si se confirman los resultados, solo tendrá 23 a partir de ahora, mientras que el CHP ha subido de 22 a 36, entre ellos algunas plazas fuertes del AKP, como Bursa, la cuarta ciudad del país.

    También ha ampliado su ventaja en Estambul y Ankara, ciudades que arrebató al AKP en 2019 tras un cuarto de siglo de gobiernos municipales islamistas.

    Con el 58 por ciento de las papeletas escrutadas, el CHP mantiene una ventaja de 250.000 votos en todo el país, un llamativo vuelco respecto a las elecciones locales de 2019, cuando quedó 14 puntos por detrás de su rival, el islamista AKP, dirigido por Erdogan.

    Además, no solo mantiene el control sobre las dos principales ciudades y sus feudos en la costa occidental y mediterránea, sino que suma plazas donde históricamente el AKP es fuerte, como Bursa.

    «Hoy, los votantes han decidido cambiar y poner fin al desequilibrio del poder. El CHP ha obtenido una victoria histórica», declaró en rueda de prensa el presidente del partido, Özgür Özel.

    «Se ha dado un claro mensaje al Gobierno: queremos que nos devuelvan el Estado de derecho, un país de todos los colores, donde las diferencias son riqueza», dijo Özel en un discurso transmitido en directo por la cadena NTV.

    Alcalde opositor de Estambul festeja triunfo

    En tanto, el alcalde opositor de Estambul, Ekrem Imamoglu, anunció el domingo por la noche su reelección como mandatario de la mayor ciudad de Turquía, donde fue elegido por primera vez en 2019.

    «Estamos en primer lugar con una ventaja de más de un millón de votos (…) Ganamos la elección», declaró a la prensa y añadió que esos resultados se basaban en el escrutinio del 96% de las urnas.

    «Los votantes han decidido cambiar la cara de Turquía», afirmó Özgür Özel, el presidente del partido de oposición socialdemócrata CHP, en la noche del domingo tras la publicación de los primeros resultados.

    Erdogan, de 70 años, se comprometió de lleno en la campaña electoral en este país de 85 millones de habitantes, para dar un impulso a los candidatos de su partido, el islamo-conservador AKP.

    Uno de sus principales objetivos era recuperar Estambul, la capital económica del país que gobernó como alcalde entre 1994 y 1998.

    Celebrar sin molestar

    Özel, sin embargo, extendió una mano conciliadora a su adversario: «No hay perdedor con este triunfo, nadie se debería sentir derrotado con nuestra victoria. Se ha premiado la buena gestión y castigado la mala», aseguró.

    Asimismo, pidió a los simpatizantes de su partido «celebrar de la forma más silenciosa e íntima posible, sin molestar a los seguidores de otras formaciones» y no vengarse por derrotas pasadas.

    Los datos provisionales muestran que el AKP perdió 13 de las 38 provincias que gobernaba.

    Parte del retroceso del AKP se debe a la subida de su hasta ahora aliado, el partido islamista fundamentalista Yeniden Refah (YRP), que avanza incluso al cuarto puesto en número de votos, aunque solo lidera en dos provincias, dominadas hasta ahora por el AKP.

    DZC, jc (EFE, AFP)/DW Actualidad

     

     

    Últimos artículos

    Related articles