More

    Perder las elecciones por desacuerdos

    Luego de haber pasado lo que en mi pueblo llaman vergüenza ajena, respetando por supuesto a quienes hacen un real esfuerzo en aprender otro idioma, observamos con la boca abierta como el chavismo prácticamente todos los días lanza un pote de humo para crear o enrarecer aún más el ambiente en nuestro país.

    Si no meten preso a alguien, es cualquier otra cosa, pero tranquilos no se quedan.

    Ese es el libreto diría Don Leonardo Padrón o Don Cesar Miguel Rondón, pues con cada nueva escaramuza,  buscan mantener desestabilizado todo y a todos.

    Lo increíble es que sabiendo cómo son los personajes, luego de estar tantos años frente a sus acciones desmedidas y faltas de ética, la oposición no haya logrado unificar y coordinar una sola línea de acción para terminar de derrumbar lo que prácticamente esta caído.

    El régimen sabe que por las vías normales no puede ganar una elección y en eso trabaja.

    Por otro lado los opositores pareciera que les facilitan las cosas, al dejar que el tiempo avance sin lograr un verdadero acuerdo que por la vía electoral termine con este tiempo tan oscuro que inicio con el triunfo en 1998 del fallecido aquel.

    Lo cierto es que mientras Nicolás le envía mensajes al presidente de EEUU en un inglés que solo él entiende, el tiempo no será suficiente para efectuar una verdadera campaña que logre enamorar al electorado, de eso es que se trata, aunque suene ligero.

    Para muchos los problemas políticos de Venezuela en menor o mayor medida se pueden resumir en que Maduro está desmantelando continuamente las instituciones democráticas o las que aún quedan, la economía, la infraestructura, todo a través del abuso del poder estatal y mediante alianzas con naciones externas, incluidas Cuba, Rusia, Irán y China, que reprimen aún más al pueblo venezolano.

    Parece no importarle que le quiten o le mantengan sanciones como ocurre en este momento, esa es la realidad.

    Entonces, ante esa verdad tan clara como el agua de manantial, no se entiende como la oposición ha dejado pasar tanto tiempo sin aprovechar algo que afecta incluso a los seguidores del régimen.

    Muchos piensan que a un grupo de “líderes” les es conveniente ser oposición por siempre y nunca lograr revertir el inmenso daño que el Chavismo le ha causado a nuestro país.

    Realmente no queremos pensar que las precarias condiciones políticas en Venezuela se deterioraron de manera abrupta, para muchos hasta definitiva y que en este momento por desacuerdos no se logre aprovechar la oportunidad.

    No hay que olvidar lo sucedido, cuando la oposición alcanzó su clímax en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015, teniendo el gran chance de cambiar mucho y que justamente no supieron aprovechar.

    Las consecuencias son que está casi una década después en el mismo punto, con un chavismo débil pero que sigue maquinando a diario sin parar.

    Sin embargo, siempre las esperanzas son lo último en perder, mientras escribimos se adelantan reuniones y más reuniones con el reloj avanzando, esperando que se logre la verdadera UNIDAD y que así como ocurrió el efecto Mandela, con una avalancha de votos se logre lo impensable y que con los ojos del mundo posados sobre nuestra Venezuela, sea irreversible el CAMBIO, así de simple y sencillo.

    Reinaldo Aguilera R.

    @raguilera68/@AnalisisPE

    Últimos artículos

    Related articles