More

    Un nuevo cargo contra Trump, es el número 32

    Como si se tratara de una película por lo insólito de los hechos,  el Departamento de Justicia imputa un nuevo cargo contra el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Se trataría del número 32.

    Éste superseding indictment (acusación de reemplazo) revelada por el Departamento de Justicia  enumera múltiples cargos nuevos contra Trump, que incluyen: alterar, destruir, mutilar u ocultar un objeto; y alterar, destruir, mutilar u ocultar corruptamente un documento, registro u otro objeto; y un cargo adicional de retención intencional de información de defensa nacional.

    La nueva acusación incluye a un tercer testigo y las denuncias de que Trump había mostrado a civiles, documentos secretos en una reunión en su casa de descanso en New Jersey.

    El nuevo documento nombra a un tercer acusado en el caso: Carlos De Oliveira, administrador de propiedades de Mar-a-Lago y ex ayuda de cámara.

    Se enfrenta a un cargo de alterar, destruir, mutilar u ocultar un objeto; un cargo de alterar, destruir, mutilar u ocultar corruptamente un documento, registro u otro objeto; y un cargo de hacer declaraciones y representaciones falsas durante una entrevista voluntaria con investigadores federales.

    Se le ordenó comparecer ante un tribunal federal en Miami el lunes por la mañana. Un abogado de De Oliveira se negó a comentar, al igual que un abogado de Nauta.

    Previamente el indictment tenía 31 cargos. El cargo número 32 de retención deliberada de información de defensa nacional en la acusación de reemplazo se deriva de un documento que Trump mostró a cuatro personas durante una reunión el 21 de julio de 2021 en su club de golf en Bedminster, New Jersey, según la nueva presentación.

    La acusación alega que el documento, que Trump tuvo hasta mediados de enero. 2022, se marcó TOP SECRET/NOFORN, y se describe en la acusación como una «presentación sobre actividad militar en un país extranjero».

    La acusación de reemplazo nombra a De Oliveira como uno de los ayudantes que movió las cajas para Trump, y los fiscales federales alegan que él, junto con Trump y Nauta, instruyó a un empleado anónimo para que borrara las imágenes de la cámara de seguridad de Mar-a-Lago para evitar que se publicaran.

    Según el expediente, el 24 de junio de 2022, el Departamento de Justicia envió un correo electrónico al abogado de los negocios de Trump con la citación final del gran jurado, que requería la producción de registros, videos e imágenes de vigilancia.

    Al día siguiente, el 25 de junio, Nauta y De Oliveira fueron a la cabina del guardia de seguridad donde se muestra el video de vigilancia y señaló las cámaras de vigilancia, alega la acusación.

    El 27 de junio de 2022, dice la acusación, De Oliveira llevó a otro empleado de Trump a una pequeña habitación conocida como «armario de audio» y le preguntó al empleado cuántos días el servidor retuvo las imágenes de seguridad. El empleado dijo que creía que eran unos 45 días.

     «De Oliveira le dijo al Empleado 4 de Trump que ‘el jefe’ quería que se borrara el servidor», dice la acusación.

    «Trump Employee 4 respondió que no sabría cómo hacer eso, y que no creía que tuviera los derechos para hacerlo”.

    De Oliveira luego insistió a Trump Employee 4 que ‘el jefe’ quería el servidor borrado y preguntó: ‘¿Qué vamos a hacer?'».

    Según la acusación, De Oliveira también le dijo al FBI durante la entrevista voluntaria que no sabía dónde se habrían almacenado los artículos cuando Trump regresó a Mar-a-Lago.

    Sus declaraciones “eran falsas, como sabía De Oliveira, porque De Oliveira había observado personalmente y ayudado a mover las cajas de Trump cuando llegaron a” Mar-a-Lago en enero de 2021, según el expediente.

    Últimos artículos

    Related articles