More

    Carillas dentales: quiénes las pueden usar

    Grisel García

    La odontóloga Mayra Dubén recomienda el uso de carillas de porcelana a las personas mayores de 18 años. La selección de color debe coincidir al caso dental del paciente.

    Un fenómeno estético en auge son las carillas dentales. Lucir una sonrisa atractiva, uniforme, llamativa y sumamente blanca es el sueño de muchos en la actualidad.

    Sin embargo, resulta un procedimiento que debe ser autorizado por un profesional, dado que no todos las pueden utilizar. Previamente, hay que tomar en cuenta la revisión general de la boca.

    Según la odontóloga Mayra Dubén, “las carillas dentales son unas finas láminas de porcelana o resina que se adhieren a la cara visible del diente para mejorar su aspecto estético”.

    En alusión a la forma de ubicar, la especialista, con al menos 15 años en el área odontológica, explica.

    “Se colocan en la cara vestibular de los dientes frontales, por ser los más visibles cuando sonreímos. Se crean a medida de cada paciente, con el fin de la mayor naturalidad posible al ser colocados junto al resto de dientes”, dice.

    ¿Cuándo recurrir a las carrillas dentales?

    Las opiniones encontradas se acentúan cada día. Algunos consideran que las carrillas dentales son la mejor opción para cualquier individuo, otros creen que atentan contra la salud bucal.

    No se trata de bueno o malo, importa la precaución. “El tratamiento con carillas de porcelana es mejor llevarlo a cabo una vez que se ha completado el crecimiento, a partir de los 18 años”, sugiere.

    Desde su punto de vista, “en los pacientes más jóvenes es recomendable colocar carillas de resina, ya que son reversibles, pues no necesitan un contorneado dental en ningún caso”.

    Pueden inclinarse por ellas “los pacientes que tengan suficiente esmalte dental.

    Si no hay esmalte suficiente, la carilla no tendrá una superficie de unión fuerte”, aclara.

    También, “las personas con salud bucal. Antes de someterse a cualquier procedimiento de odontología estética, es importante tener unos dientes y unas encías saludables”.

    Está “contraindicado para pacientes con mal posiciones muy severas, problemas de maloclusión, bruxismo y con higiene deficiente”, indica.

    Colores

    Dubén habla sobre los colores de las carillas y los tipos que existen hasta el momento. Por otro lado, despeja dudas sobre la presencia de las carillas en las personas con ortodoncia.

    “La selección del color debe preceder a la propia preparación dentaria, debe coincidir al caso dental del paciente. Los caninos son una buena referencia para seleccionar el color, ya que tiene una mayor saturación”.

    Aparte, “hay una mayor saturación en el 1/3 cervical que en el cuerpo y hay una mayor translucidez en el borde incisal”, puntualiza.

    Centrándose en sus conocimientos, primero se debe colocar la ortodoncia y, tras culminar este proceso, usar las carillas luego.

    “Es decir, primero colocar los dientes en su posición idónea y, después, poner las carillas dentales. De este modo, corregimos posibles problemas y dejamos los dientes en el lugar adecuado, para no tener que tallar demasiado el diente que se va a tratar posteriormente con carillas”, argumenta.

    Tipología

    En cuanto a los tipos, “contamos con dos: las de composite o resina y las de cerámica o porcelana, que son tanto las de zirconio como las ultrafinas”.

    Las primeras “están fabricadas en una resina sintética denominada composite; ofrecen gran dureza y precios más económicos que otros tipos de carillas dentales”, enfatiza.

    “Estas carillas sí requieren la preparación del diente, se cementan sobre el mismo diente, dándole forma para que mantengan una forma y color similar a los dientes adyacentes”.

    Por otro lado, destacan “las carillas de porcelana, las cuales proporcionan una altísima durabilidad y resistencia; la porcelana es un material, incluso, más resistente que el propio esmalte natural de los dientes. Son resistentes a la tinción y cambios de coloración”, subraya.

    Sugerencias

    *Mantén higiene bucal

    *Usa cepillo y enjuague de manera regular

    *Cambia el cepillo dental cuando sea necesario

    *Evita alimentos duros y difíciles de masticar

    *Olvida realizar tratamientos en casa

    *Dile no a las bebidas que generan manchas

    *Invierte en un protector de mordida o bucal.

    “La colocación de las carillas dentales no requiere ningún tipo de anestesia local y es totalmente indolora”, informa la odontóloga venezolana Mayra Dubén, más conocida en Instagram como @dramayraduben

    Últimos artículos

    Related articles