More

    Benjamin Netanyahu descarta cese al fuego en Gaza

    El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reiteró este sábado que «no habrá alto el fuego» en Gaza, y que Israel está determinado a mantener el control sobre la Franja «desde una perspectiva de seguridad», mientras las tropas israelíes profundizan su ofensiva terrestre en el interior del enclave.

    «Si queremos la paz, debemos erradicar a Hamás», dijo Netanyahu en una rueda de prensa, donde aseguró que Israel sigue firme en su idea de mantener su presencia militar sobre Gaza, e insistió en que «la guerra contra Hamás avanza con toda la fuerza y un objetivo: ganar».

    Según remarcó, el Ejército sigue «utilizando fuego agresivo desde el aire y desde tierra», y remarcó que el cese el fuego que cada vez se pide más desde más sectores de la comunidad internacional no será posible «hasta erradicar a Hamás» y liberar a los alrededor de 240 cautivos en la Franja en manos de las milicias palestinas.

    También insistió en que se opone a cualquier oferta de alto el fuego que no incluya la puesta en libertad de los cautivos.

    Asimismo, descartó que la Autoridad Palestina, implantada en Cisjordania, vaya a tener un papel en Gaza cuando termine el conflicto.

    «No puede haber allá una autoridad dirigida por alguien que, más de 30 días después de la masacre [cometida por el grupo terrorista Hamás el 7 de octubre] no la haya condenado aún (…) Habrá algo diferente allá. En todo caso, tendrá que haber un control sobre la seguridad», añadió, lo que significa que las fuerzas israelíes tendrán libre acceso a la región para buscar milicianos, aclaró.

    Por su parte, la autoridad fronteriza de Gaza anunció este sábado que el paso de Rafah, que permite cruzar hacia Egipto, será reabierto el domingo para personas con pasaporte extranjero. Las evacuaciones de personas heridas o con necesidades médicas urgentes fue suspendida el viernes debido a dificultades logisticas para el traslado de los pacientes desde el interior de la Franja hacia Rafah.

    El paso tampoco registró esta jornada ningún movimiento de camiones con ayuda humanitaria. La interrupción del movimiento de heridos y de camiones coincide con el asedio de los principales hospitales del norte de Gaza, como Al Quds o Al Shifa, el más grande de la Franja.

    Según diferentes fuentes, más de 1.400 extranjeros y palestinos con doble nacionalidad han sido evacuados de Gaza desde que Rafah se abrió para este tipo de tránsito el pasado 1 de noviembre. (Reuters, EFE/dz, AP, AFP/) DW Actualidad

    Últimos artículos

    Related articles