More

    Texas ha entrado oficialmente en estado de guerra

    El gobernador Greg Abbott activó el Artículo 1 de la Sección 10, Sección 3 de la Constitución de los Estados Unidos, que le permite declarar la ley marcial en el estado y actuar sin tener en cuenta al gobierno federal.

    Según las redes sociales, hay quienes creen que esta situación aproxima a Estados Unidos a un momento crítico.

    El mandatario electo por el partido Republicano decidió desconocer una orden judicial que le ordena quitar el alambrado de púas en el río frontera con México a fin de que los migrantes no ingresen al estado.

    Pero además ha recibido el respaldo de 25 de los 26 gobernadores republicanos. Y la mitad de los gobernadores de los 50 estados de la Unión.

    Greg Abbott desde hace meses intenta detener el ingreso irregular de migrantes por la frontera entre el estado que lidera y México.

    En una declaración conjunta, los gobernadores republicanos afirman que el presidente Biden y su gobierno “han dejado a los estadounidenses y a nuestro país completamente vulnerables a una inmigración ilegal sin precedentes que cruza la frontera sur”.

    “En lugar de defender el estado de derecho y asegurar la frontera, la Administración Biden ha atacado y demandado a Texas por dar un paso al frente para proteger a los ciudadanos estadounidenses de niveles históricos de inmigrantes ilegales, drogas mortales como el fentanilo y terroristas que ingresan a nuestro país”, agregan.

    Todo esto ocurre en medio de la campaña electoral por la presidencia de la nación, presuntamente más poderosa de la tierra, con un Joe Biden, que según los medios aparece como disminuido y sin capacidad de control del país y un Donald Trump que arrasa en las internas de los Republicanos pero que no significa, necesariamente, termine siendo el candidato, debido a la cantidad de juicios y procesos judiciales que enfrenta en estos momentos.

    Últimos artículos

    Related articles