More

    ACBL desmiente denuncia de comunidad Macapaima: No hay contaminación

    Félix Rafael Requena / CNP N° 24.409

    Ciudad Guayana.- La directiva de ACBL de Venezuela rindió declaraciones este miércoles donde desmiente la existencia de contaminación ambiental, tanto en el suelo como en el río Orinoco, a causa de la presencia de unas gabarras propiedad de la empresa.

    El pasado 11 de julio, la comunidad indígena de Macapaima, denunció que la presencia de dichas gabarras generaban contaminación.

    Enrique Gil, director ejecutivo de ACBL explicó que dichas estructuras no generaban contaminación alguna, ya que las mismas están construidas con acero naval.

    «Por diseño y construcción son de acero naval, sin medios de propulsión propia y no requieren combustible, lubricante u otro elemento que pueda ser clasificado como contaminante», mencionó.

    Asimismo, también aclararon que las gabarras no están en abandono y que cuentan con los permisos para el amarre en ese margen del río Orinoco.

    «Todo lo que flota está operativo… las gabarras están allí con autorización de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y las autoridades fluviales como el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA)», declaró David López, del equipo legal de la empresa.

    De acuerdo a la empresa, el cual tiene 30 años de trayectoria en la región, las gabarras solo transportan bauxita e hierro, considerado como material natural, la cual no se considera como agentes causales de una contaminación.

    Agua sin contaminación

    El equipo legal de la empresa, mostró un estudio de aguas y sedimentos realizado por la Universidad de Oriente (UDO), donde se evidencian que no existe una contaminación ambiental.

    Dichos documentos, fueron reposan en el expediente llevado por el tribunal.

    Las pruebas fueron realizadas en las áreas donde se encuentran las gabarras propiedad de ACBL, las cuales arrojaron que cumplen con los estándares normales.

    Las conclusiones fueron confirmadas por la Fiscalía Tercera de Defensa Ambiental y Fauna Doméstica, al igual que la Unidad Técnico – Científica del Circuito Judicial del estado Bolívar.

    No fueron notificados

    De acuerdo a Yexcelis Martínez, gobernadora de la comunidad kariña de Macapaima, dio a conocer que un tribunal había emitido el pasado 16 de marzo una medida precautelativa, donde ordenaba la inmediata notificación a la empresa del proceso judicial.

    «No fuimos notificados de este proceso… nos enteramos el 7 de julio de esta medida que nos tomó por sorpresa», dijo Enrique Gil.

    La medida legal ordenaba la eliminación de todo foco de contaminación ambiental en la zona, al igual que el movimiento de las gabarras, donde todas están marcadas con el nombre de la empresa ACBL de Venezuela.

    «Si nos hubieran notificado hubiéramos retirado las gabarras con nuestros remolcadores», subrayaron.

    Denuncian destrucción de gabarras

    Por otro lado, la directiva también denunció una apropiación indebida y destrucción de las gabarras de la empresa, por personal de la Corporación Ecosocialista Ezequiel Zamora (Corpoez), quiénes supuestamente fueron autorizados por el Tribunal competente.

    Desmantelaron la gabarra los sujetos que acusan

    «Esas medidas preventivas las convirtieron en medidas de confiscación y destrucción, actuando de manera ilegal e inconstitucional», refirieron.

    A su vez, mostraron como personal de Corpoez, la contratista Tridente Services junto a personas de la comunidad, han procedido al desguace de algunas gabarras con oxicorte a las orillas del río.

    Ante todo lo suscitado, ACBL de Venezuela inició las actuaciones legales pertinentes, con el fin del que el tribunal respectivo ordene el cese de manera definitiva la destrucción de las gabarras, ya que sería un «daño irreversible e irreparable para los bienes de la empresa».

    Últimos artículos

    Related articles